México realizó 70% de las exportaciones de dispositivos médicos de América Latina y el Caribe, a la vez que también lidera las importaciones de estos productos en la región, con una participación de 32.8% del total.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) informó que las ventas externas de México de dispositivos médicos promediaron cada año 11,145 millones de dólares en el quinquenio de 2014 a 2018, seguidas por las de Costa Rica (3,007 millones) y República Dominicana (1,050 millones) en la región.

De hecho, México ocupa la séptima posición a nivel mundial entre los mayores exportadores de estos bienes, con una participación de mercado global de 5% y con envíos de productos a 135 naciones.

Los datos se incluyen en el informe La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2020, difundido por la Cepal.

“Vemos la dominancia de México, Costa Rica y República Dominicana, los demás no juegan”, dijo la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena.

México registró una media de 3,213 millones de dólares de importaciones de este grupo de productos, con la segunda posición ocupada por Brasil (2,657 millones de dólares).

Estas importaciones mexicanas equivalen a 1.45% del total de compras de dispositivos médicos que se compraron en el mundo en el mismo comparativo de temporalidad.

Las adquisiciones de México provienen de 88 países, siendo el integrante de la región más diversificado en este abastecimiento.

“El sector de dispositivos médicos ha sido muy importante para enfrentar la pandemia; es una industria que abarca un universo muy amplio de productos y con diferentes competitividades tecnológicas, porque vamos desde las vendas, las agujas y las prótesis, hasta los equipos de resonancia magnética”, añadió Bárcena.

Las exportaciones de dispositivos médicos de América Latina y el Caribe alcanzaron un valor récord de 19,093 millones de dólares en 2018, lo que representó 1.8% de las exportaciones de bienes de la región en dicho año.

Esta posición se alcanzó tras el crecimiento sostenido de los últimos años, con una tasa promedio anual de 7.4% desde 2015 (más del doble de 3.0% de las exportaciones mundiales).

De esta forma, la región tiene cada vez más peso como proveedor del mercado mundial de dispositivos médicos, con una participación en las exportaciones mundiales que pasó de 6.6% en 2014 a 7.8% en 2018, con lo que supera su participación en las exportaciones mundiales de bienes (5.6% en el promedio 2014-2018).

En las importaciones, así como en los demás bienes, las economías de mayor tamaño en términos de PIB han sido los principales mercados: México, Brasil, Colombia, Argentina y Chile son los cinco principales importadores de dispositivos médicos.

Además de satisfacer la demanda interna de los países de la región, parte de las importaciones están vinculadas con el comercio dentro de la industria, principalmente de insumos, partes o componentes que se utilizan en la manufactura o el ensamblaje de productos finales.

roberto.morales@eleconomista.mx