Empresas

Lectura 3:00 min

México reactiva llegadas de IED en gasoductos

Avatar de Roberto Morales

Por Roberto Morales

El país recibió US2,278 millones en el transporte de gas natural por ductos durante 2021, superando al récord de 2017 (US2,270 millones); en enero-marzo también se registró una cifra sin precedente.

México captó 600.3 millones de dólares de flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) en el transporte de gas natural por ductos durante el primer trimestre de 2022, un máximo histórico para un periodo similar, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Considerando años completos, México recibió 2,278 millones de dólares en esa misma rama productiva en 2021, también un récord.

En general, las exportaciones de Estados Unidos por oleoducto aumentaron en 2021 a medida que México continuó expandiendo su red nacional de oleoductos.

El aumento de los flujos a través del Gasoducto Sur de Texas-Tuxpan y el Gasoducto Trans-Pecos (parte del sistema de Wahalajara) permitió un mayor flujo de gas natural a los mercados de Mérida en la Península de Yucatán y a las centrales eléctricas en las regiones de la Ciudad de México y Guadalajara.

Hacia adelante, nuevas inversiones están en curso. En el primer trimestre de 2022, la Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC, por su sigla en inglés) de Estados Unidos aprobó un proyecto que amplía la capacidad en 0.5 Bcf/d para transportar gas natural de Estados Unidos a través de un gasoducto al Proyecto de Exportación de GNL de Energía Costa Azul en Baja California, México.

El proyecto North Baja Xpress de TC Energy modifica las instalaciones y estaciones de compresión existentes a lo largo de su oleoducto North Baja de 86 millas.

El nuevo récord de IED en el sector de México superó por poco al anterior, de 2,270 millones de dólares en 2017. Desde entonces las inversiones tuvieron un marcado declive: en 2018 fueron de 472 millones; en 2019 totalizaron 402 millones, y en 2020 descendieron a 86 millones.

Las importaciones de gas natural desde Estados Unidos a México fueron de 2.15 billones de pies cúbicos en 2021, un alza interanual de 8.2%, según estadísticas del Departamento de Energía estadounidense.

México tiene un estimado de 17 billones de pies cúbicos (Tcf) de reservas probadas de gas natural. El gas natural está reemplazando cada vez más al petróleo como materia prima en la generación de energía. Sin embargo, los niveles más altos de consumo de gas natural probablemente dependerán de más importaciones de gasoductos de los Estados Unidos o de importaciones de gas natural licuado (GNL) de otros países.

Según el Departamento de Comercio de Estados Unidos, México tiene un estimado de 545 Tcf de recursos de gas de esquisto técnicamente recuperables, el sexto más grande del mundo.

El verdadero potencial de acceder y desarrollar gas de esquisto en México se ve obstaculizado por la baja disponibilidad de la tecnología requerida, la accesibilidad al gas natural estadounidense de bajo costo y una proclamación presidencial que prohíbe la práctica.

Sin embargo, México ha fomentado la producción nacional de gas natural al invitar a empresas privadas a participar en licitaciones de nuevas tuberías de gas natural e instalaciones de almacenamiento para el gas natural estadounidense importado.

El gobierno y las empresas de Estados Unidos se interesan en extender la red de ductos de transporte de gas natural a México por la gran capacidad de producción estadounidense, por sus bajos costos de producción y por las necesidades y vecindad de México.

roberto.morales@eleconomista.mx

Avatar de Roberto Morales
Roberto MoralesRoberto Morales es reportero de Empresas y Negocios.

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.