Los gobiernos de México y Brasil, las dos potencias económicas de América Latina, fijaron el marco en el que se desarrollarán las futuras negociaciones para un acuerdo de integración de sus economías, dijo la Secretaría de Economía.

En una reunión celebrada el martes y miércoles en la capital mexicana, a la que asistieron altos funcionarios de Comercio de ambos países, "se intercambió información técnica y se definió un marco de referencia, es decir las reglas del juego que se aplicarán una vez que los gobiernos decidan iniciar negociaciones" para el acuerdo, explicó la secretaría en su página de Internet.

Los funcionarios pactaron que el "acuerdo será amplio (...) además de aranceles se incluirán los temas de servicios, inversión, compras de gobierno, propiedad intelectual, entre otros", señaló el texto.

"Se examinarán todos los productos, servicios y demás temas comerciales" durante la futura negociación con un "trato especial a los sectores vulnerables" de ambas naciones, añadió.

Los presidentes de México, Felipe Calderón, y Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, anunciaron en febrero en Cancún que sus gobiernos iniciaban el estudio de un posible acuerdo estratégico de integración económica que podría concluir con un tratado de libre comercio.

Las dos economías suman el 70% del Producto Interno Bruto (PIB) y el 50% de la población de América Latina y su comercio bilateral en el 2008 alcanzó los 7,400 millones de dólares.

RDS