Toluca, Edomex. Ante el incremento del fenómeno de la inseguridad en México los industriales de la transformación reclamaron al presidente Enrique Peña que los costos de los sistemas de protección y seguridad de las empresas se han elevado hasta 20%, mientras que la corrupción es una de las barreras más grandes al crecimiento industrial.

Enrique Guillén Mondragón, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), quien fue reelegido por segundo año consecutivo al frente del sector fabril, instó a que se evite imponer un escenario de bajo crecimiento en la industria nacional. Si esto ocurre, sentenció, dejaremos un terreno fértil para el aumento de factores nocivos como la inseguridad.

En el marco de la Convención Nacional de la Canacintra 2017, el líder de los industriales sostuvo que la corrupción no sólo nos cuesta dinero y tiempo, también alimenta una cadena perversa que favorece prácticas deshonestas e intermediarios no oficiales, por lo tanto, no tiene cabida en el ambiente de negocios que las empresas queremos impulsar .

Otro obstáculo a vencer es la informalidad, en sus vertientes de contrabando y piratería.

El dirigente de la Canacintra propuso al jefe del Ejecutivo impulsar el crecimiento industrial a través del fortalecimiento productivo del mercado interno y con ello retomar el camino para lograr que se destine 1% del PIB a ciencia y tecnología.

Debemos redoblar esfuerzos para romper la tendencia de bajo crecimiento industrial en México. No podemos admitir un mal desempeño de la industria porque ello se traduce en una menor generación de empleo y de oportunidades para nuestros jóvenes, limita su desarrollo, su futuro, y, por lo tanto, el de México , reprobó Guillén Mondragón.

Actualmente la industria representa 32.5% del PIB nacional y constituye el corazón de las exportaciones: las manufacturas son 90% de las mismas, y, si agrupamos a todos los sectores industriales, la cifra supera 96 por ciento.

México es una potencia exportadora gracias a los productos industriales que se elaboran en nuestro territorio y que son de calidad global.

El presidente de la Canacintra descalificó el análisis del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que pretende poner en duda las grandes aportaciones que la industria manufacturera mexicana hace a las cadenas globales de valor.

Frente a las declaraciones abiertamente hostiles del actual presidente estadounidense, dijo, pese al oscuro y desolador panorama que vimos en noviembre del 2016 y al complicado inicio de año, los industriales decidimos no quedar presos de la perplejidad , sino que tomamos acciones para propiciar un mayor desarrollo de este país.

Enrique Guillén respaldó el eje rector que ha marcado para las negociaciones del gobierno peñista: sin confrontación, pero sin sumisión , y reconoció el planteamiento del titular de Economía, Ildefonso Guajardo, de que si vamos a ir por menos de lo que tenemos, no tiene sentido quedarnos , demostrando así que México negocia en igualdad de condiciones con Estados Unidos.

lgonzalez@eleconomista.com.mx