Seattle.- La región de Latinoamérica volverá a hacer volar sus números y luego de que los últimos años presentara caídas, se espera que los siguientes dos -incluido el 2018-, el crecimiento de la región se ubique entre 4% y 6%, siendo los países que lideren: México, Brasil y Argentina, platicó en entrevista Oscar Muñoz, director ejecutivo de United Airlines.

Detalló que no esperan tener afectaciones por ser año electoral en dos de sus principales regiones, México y Brasil.

“En lo que respecta a nuestros resultados, la combinación de la estrategia y el desarrollo y la implementación durante el año pasado, Unidos por mucho tiempo no estaba creciendo, en realidad se estaba reduciendo y eso realmente perjudicó nuestro espacio competitivo, por lo que anunciamos que estamos volviendo a crecer”, dijo Muñoz.

Al primer trimestre del año en curso, contrario a las expectativas, la oferta de asientos en la región de Latinoamérica cayó 1.6%, respecto con el reporte trimestral; en el global reportaron haber transportado 26.6 millones de pasajeros, un alza de 3.3% respecto al primer trimestre del 2017, con una ocupación de 83.5%, 0.3 puntos porcentuales menos.

Las acciones que estarán implementando para conseguir crecimiento estarán basadas en tres ejes: verificar que se está creciendo bien, cuidar a los clientes y sobre todo, ser eficientes, “seguimos siendo en Estados Unidos la compañía más costosa, así que tenemos que mejorar nuestros márgenes”.

Compartió que si bien las malas experiencias denunciadas en redes sociales -como maltratos de racismo y recientemente la muerte de una mascota en vuelo- no han afectado su volumen de ventas, sí existió una merma en la percepción de su marca, por lo que su acción ha sido no sólo escuchar al consumidor, también a sus trabajadores, para atender sus demandas.

United Airlines cuenta con 60 destinos en Latinoamérica.

Respecto al desarrollo del mercado en México, país en el que cumplieron 50 años en el 2017, calificó el directivo como de potencial para continuar desarrollándose, sin dejar de lado la expectativa por el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

“La Ciudad de México es un lugar interesante, está muy concurrida, hay mucha gente allí y tenemos que ver, hay muchas posiciones encontradas en el nuevo aeropuerto. Vamos a asegurarnos de que tarifas tendremos, y ya que sepamos qué tenemos como empresa cuántas salas tenemos, cuántos slots tenemos”, expuso Oscar Muñoz.

Sin compartir números exactos, calculó que la demanda podría crecer al doble dígito con la puesta en marcha del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

“Tener el aeropuerto hará que las inversiones lleguen antes -a México-. Entonces a mejores facilidades, infraestructura y demanda, más pronto llegan las inversiones; llegarán -a México-, no importa qué, es sólo cuestión de cuándo”, apuntó Alex Savic, manager director de venta en Latinoamérica para United Airlines.

maria.rodriguez@eleconomista.mx