La inversión en tecnología LED para adornos navideños representa, además de ahorro y seguridad, un paso hacia la tecnología sustentable, afirmó el director general de Expo Eléctrica México, Alberto Larios Segura.

Los Diodos Emisores de Luz (LED, por sus siglas en inglés) están desplazando todas las tecnologías anteriores de iluminación, en donde por muchos años predominó la incandescencia y hasta hace poco la fluorescencia, que permite entre 60 y 70% de ahorro en el consumo de energía.

Aseguró que la tecnología LED permite ahorros de hasta un 90%, por lo que pese a tratarse de una inversión de tecnología fuerte, en la medida que la población conozca sus ventajas, ésta comenzará a ser más accesible.

Al hablar sobre la decoración navideña, Larios Segura señaló que aunque la tecnología de iluminación LED es más cara, su ventaja es que consume menos energía y con menor riesgo de un accidente.

Resaltó que estos sistemas de iluminación son más seguros toda vez que requieren de menos energía, lo que representa uno de los riesgos más comunes entre quienes instalan luces en sus nacimientos, árboles y domicilios.

Al respecto, expuso que por lo general la gente comete el error de sobrecargar las clavijas en un solo contacto y hay veces que en una sola salida de cable se instala un multicontacto en el que se ponen varias clavijas.

Esto no representaría ningún problema si se tratara de una sola serie navideña, pero el conflicto se presenta cuando se instalan más de tres, lo que representa una excesiva demanda que genera un calentamiento que puede derivar en un corto y un incendio.

A esto se suma el problema de la falta de una cultura para cuidar lo que rodea a un árbol o nacimiento, como pueden ser una cortina, los mismos adornos del árbol y que pueden encenderse con el simple hecho de que la serie tope con un producto flamable.

En el caso de los nuevos sistemas LED es que consumen menos corriente y por lo mismo su duración supera a la de las series tradicionales, además de que representan un ahorro considerable de energía y menor riesgo de sobrecalentamiento.

Destacó que otro de los errores cometidos por quienes usan estas luminarias es que dejan sus luces encendidas toda la noche, bajo la idea de que "lucen bonito", por lo que se genera un riesgo de sobrecalentamiento por las horas de trabajo.

Lo recomendable, dijo, es colocar un "timer" o aprovechar los sistemas de automatización para que las series enciendan y apaguen en determinado límite de tiempo, evitando riesgos innecesarios.

lgl