Con una inversión total de 50 millones de dólares, Kraft Foods de México reinauguró su centro de investigación y desarrollo (Tech Center) en su planta del Distrito Federal, lugar que será el epicentro para el desarrollo de innovaciones en productos de la firma para toda la región norte de América Latina.

Desde aquí se desarrollarán las innovaciones que estarán dirigidas hacia los mercados de México y Centroamérica y de la zona andina (Perú, Ecuador, Colombia, Bolivia y Venezuela) , declaró Neil Preixoto, director de Innovación y Desarrollo de Karft Foods México.

La firma de productos de consumo, que en México tiene marcas como Tang, Philadelphia, Oreo, Trident, Halls y Bubbaloo, indicó que nuestro país fue el candidato natural para la instalación del centro, dado su peso en la región y su amplia disponibilidad de talento .

Preixoto apuntó que la reinauguración del Tech Center obedeció a la necesidad de concentrar en un solo lugar los esfuerzos de investigación que antes tenían dispersos en sus otras plantas del país (Puebla, Estado de México y Monterrey).

Ejemplificó que sus instalaciones en nuestro país han sido cuna de innovaciones que se han lanzado a sus mercados de todo el mundo, como el desarrollo de su tradicional queso Philadelphia bajo el formato de rebanadas, proyecto que tomó un año y medio en cuajar.

Añadió que otro proyecto recién terminado y que está a punto de llegar a los anaqueles de exhibición es el relanzamiento de su línea de polvos para preparar aguas frescas Tang, que se estaría dando el próximo mes.

El ejecutivo adelantó que Kraft Foods de México planea invertir alrededor de 10 millones de dólares anuales en Investigación y Desarrollo en los próximos años y comentó que actualmente trabajan en cerca de 60 proyectos.

Finalmente Neil Preixoto reiteró que independientemente de los procesos de reestructura de Kraft Foods a nivel mundial (recientemente se anunciaron recortes de personal en EU y antes, planes para escindirse en dos divisiones), la firma no tiene previsto de atemperar su apuesta por México, pues advierten en el mercado latinoamericano mucho potencial y margen de expansión.

octavio.amador@eleconomista.mx