La actividad económica de México apunta a una agudización de debilitamiento al iniciar el 2017, calificó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), al interpretar sus mediciones anticipadas de enero de indicadores clave de la producción de manufacturas, consumo y los servicios.

El indicador IMEF manufacturero aumentó en enero 0.4 puntos para ubicarse en 49.0 unidades y acumular tres meses en zona de contracción.

A su vez, el indicador IMEF no Manufacturero registró una disminución de 1.4 puntos al situarse en 47.1 unidades, con lo que acumula cuatro meses en zona de contracción.

El indicador varía en un intervalo de 0 a 100 puntos y el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor a 50) y una contracción (menor a 50), de la actividad económica.

Estos resultados pueden estar influidos por la incertidumbre asociada al presiente Donald Trump, la volatilidad en los mercados financieros, la expectativa de un menor crecimiento y el aumento de la inflación, entre otros factores , expuso el IMEF.

Las primeras lecturas del año del indicador IMEF manufacturero y no manufacturero indican que el debilitamiento de la actividad económica que inició durante el segundo semestre del 2016 se agudizó al comienzo del 2017, aunque mayormente en el sector no manufacturero que en el manufacturero.

Es de esperar que la incertidumbre asociada a la renegociación del Tratado de Libre Comercio genere un aplazamiento de diversas inversiones relacionadas con el sector manufacturero nacional. Puesto que las negociaciones tomarán tiempo, el desempeño de la actividad manufacturera del país puede verse afectado durante gran parte del año , dijo el IMEF.

Asimismo, añadió, el estancamiento en la actividad manufacturera en Estados Unidos y el desfavorable desempeño de sus exportaciones (influenciadas por la fortaleza del dólar) también pueden seguir impactando adversamente la actividad manufacturera en México.

Durante enero, cuatro de los cinco subíndices del indicador manufacturero se ubicaron en zona de contracción: Nuevos Pedidos (47.3), Producción (48.3), Empleo (49.1) e Inventarios (45.6).

Se elevarán entre 3.8 y 8.4%

Aumentan tarifas eléctricas de alto consumo, comerciales e industriales

las tarifas para el sector industrial en febrero aumentan entre 6.4 y 8.4% en comparación con el mes anterior, mientras que para el sector comercial, registran incrementos de entre 3.8 y 5.8% además de que la tarifa de uso doméstico de alto consumo registra un aumento de 3.8%, informó la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El ajuste de las tarifas en el mes de febrero del 2017 está relacionado con los incrementos de los precios de los combustibles para generar energía eléctrica registrados en enero pasado en comparación con enero del 2016, justificó la estatal eléctrica.

Es así que el precio del gas natural que la CFE utiliza en sus procesos de generación se incrementó 55.3% en enero del 2017 respecto de enero del 2016. Además, el precio del carbón importado aumentó 117% en el mismo periodo, mientras que el del carbón nacional se incrementó en 9.7 por ciento.

Estos precios son los utilizados en la fórmula determinada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para calcular las tarifas eléctricas.

En tanto, estas últimas para sus clientes de bajo consumo se mantendrán sin aumento en febrero del 2017 con respecto a las registradas en enero. Cerca de 99% de los hogares en México se encuentran en esta tarifa, lo que equivale a cerca de 36.1 millones de clientes de la CFE. En febrero del 2017, las tarifas domésticas de bajo consumo registran 26 meses consecutivos sin incrementos.

Las tarifas eléctricas para los clientes domésticos de bajo consumo se mantienen sin cambios a pesar del incremento en los precios de los combustibles utilizados para la generación de energía eléctrica y a la depreciación del tipo de cambio peso-dólar observados recientemente , aseguró la estatal. (Karol García)

[email protected]