León, Gto. La iniciativa Privada (IP) demandó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador definir un esquema de colaboración entre los sectores público y privado para invertir en el sector eléctrico, en el cual se dote de certeza, seguridad jurídica y planeación en el mediano plazo, pero sobre todo, “que defina claramente cuál es el papel que quiere el gobierno mexicano que desempeñe la Iniciativa Privada”, se pronunció Enrique Alba Carcelén, CEO de Iberdrola México.

Al participar en la Reunión Anual de Industriales 2019, el directivo de la compañía española refirió que la demanda de energía eléctrica en el país se duplicará los próximos 15 años, por lo que urge realizar inversiones en el sector.

El CEO de Iberdrola afirmó que, ante la falta de recursos públicos para llevar a cabo esta necesidad, el sector privado deberá asumir ese rol de inversión, en donde la Comisión Federal de Electricidad debería disminuir su poder de mercado de generación y abandonar su monopolio en transmisión.

“En los próximos 15 años, México tendrá que multiplicar por dos la potencia instalada en el país. De 70,000 megawatts de potencia instalada en el 2018, y para el 2033 requerirá de 140,000 megawatts, por lo que tiene que hacer 70,000 megawatts más en los próximos 15 años con una inversión cercana a 100,000 millones de dólares”, estableció Enrique Alba.

Pero agregó que, si no hay recursos públicos, “se debería definir el modelo de colaboración entre la empresa pública y la Iniciativa Privada”, en donde se incorpore la planeación a mediano y largo plazo, y que defina claramente la inclusión del empleo y el aumento de contenido nacional.

A su vez, Régulo Salinas Garza, presidente de la Comisión de Energía de la Confederación de Cámaras Industriales de México, lamentó que 54% de la generación de electricidad corra por cuenta de la Comisión Federal de Electricidad y 46% lo realice el sector privado.

De modo que crecer a 3% en el resto del sexenio requiere añadir 35,000 megawatts de capacidad de generación, lo que costaría alrededor de 700,00 millones de pesos.

José Luis de la Cruz, director del IDIC, dijo que dentro de la política industrial que se define en México, es urgente que haya más mercado (competencia) y poco gobierno, pues en el sector energético se demanda que éste sea un regulador del sector y un agente activo que procure el desarrollo de las empresas y del sistema productivo nacional.

Desde la perspectiva de Iberdrola, “el modelo energético que requiere México es un sistema eléctrico confiable, que garantice el suministro a todos los estados y sectores industriales y domésticos, que sea competitivo en tarifas eléctricas para que la industria mexicana pueda ser competitiva y que cubra las necesidades futuras del país”.

[email protected]