El sector empresarial del país pidió a los gobiernos federal y estatal de Quintana Roo no poner la mesa del libre comercio regional a China con la autorización para instalar el proyecto Dragon Mart, pues -advierte- la economía no practica los mismos principios de competencia real.

México no debe correr el riesgo de convertirse en exportador de materias primas al mercado chino a cambio de bienes manufacturados para el consumo final, ni siquiera nuestro comercio con la mayor economía mundial, Estados Unidos, se caracteriza por este tipo de intercambio , pugna el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

A través de un análisis, el organismo aglutinado en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) refiere que la Inversión Extranjera Directa que se propone desarrollar a partir de Dragon Mart corresponde a la parte final de la cadena de distribución y comercialización de manufacturas y almacenamiento de insumos importados.

México no subvenciona la producción ni sus exportaciones, pero China hace uso de sus empresas estatales para lograr precios por debajo de lo que señalaría un margen competitivo en el mercado , establece.

El CEESP destaca que para nadie resulta ajeno el hecho de que el gobierno chino apoya y ha hecho uso de sus empresas estatales como palanca de su desarrollo, lo cual se traduce en una subvención gubernamental para competir en los mercados globales.

ABREN CONVOCATORIA PARA CONSULTA SOBRE EL PROYECTO

Por su parte, el presidente municipal de Benito Juárez (Cancún), Julián Ricalde Magaña, abrió la convocatoria a nivel nacional para que organismos especializados participen en la consulta sobre la conveniencia de otorgar o negar los permisos de construcción al proyecto comercial Dragon Mart Cancún, que se pretende instalar en Quintana Roo.

Porque es mejor que se transparente y, al final, no es un tema de votación, sino que se vea que los parámetros de la presentación de la licencia del proyecto están apegados a los requisitos que debe de cumplir y, en ese orden de ideas, vendrá nuestra resolución .

Ricalde Magaña explicó que una vez ingresada la solicitud para la licencia de construcción, voy a transparentar lo que se solicita para que entren las cámaras y organizaciones para hacerlo público .

Insistió que el tema del Dragon Mart es un asunto que está en un debate nacional en el que el gobierno municipal sólo participa en una cosa: otorgar o no las licencias de construcción de un inmueble. Nosotros no determinamos si vienen chinos, japoneses o brasileños, es un tema de Migración y es un tema federal de la Secretaría de Gobernación; nosotros, no decidimos competencias comerciales leales o desleales, no determinamos muchas cosas, e inclusive, el permiso que tienen es del Instituto de Impacto y Riesgo Ambiental .

[email protected]