Ante la expectativa de que el 2015 será más complicado en materia económica, el sector empresarial del país exhorta al gobierno federal a que asegure que durante los primeros días del próximo año se realicen cambios fiscales que reanimen la inversión y el empleo, mientras se define la baja de tasas en gravámenes como el ISR, elIVA en frontera y el IEPS, con miras a formalizarse en el 2016.

De entrada, el sector privado pide se emita un decreto presidencial para contar con un esquema que permita la reactivación de la deducción inmediata a los activos de las empresas, así como la deducibilidad a 100% en las prestaciones de los trabajadores, lo cual, aseguran, reactivaría la economía.

Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, explicó que mientras las tasas de interés se encuentran en una tendencia al alza y, en contraste, los precios del petróleo van a la baja, tenemos que hacernos de incentivos para hacer frente al fortalecimiento de la economía .

De acuerdo con Raúl Rodríguez, vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación, existe una alta expectativa de que las autoridades federales, en especial la Secretaría de Hacienda, emprendan cambios para estimular la inversión y la generación de empleos en rubros que son ajenos al tema de los ingresos.

La reforma fiscal que se decretó el año pasado y se aplicó éste ha detenido mucho a la economía en todos los niveles -industria, comercio y servicios-, porque desmotivó a la inversión , aseguró Julio César Cantú, presidente de la Canaco Monterrey.

El también vicepresidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo dijo que se encontró buena apertura del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, para realizar ajustes.

Para ello, en los próximos días harán una cita para entregarle un análisis: Ya vieron que esa reforma no dio los resultados que esperaban, lo único es que recaudaron más, pero el país no creció y disminuyó el empleo, y esa ecuación no es la correcta .

Los empresarios consideran que la directriz que pudieran llevar los cambios fiscales se dará a mediados del 2015 a nivel de tasa en los gravámenes, donde el ISR se reduzca en 28%; el IEPS a refrescos desaparezca, y el IVA en frontera se homologue con el nivel de los competidores. Después de las elecciones federales del 7 de julio, se podría llevar el paquete con el Legislativo para emprender misceláneas fiscales y con ello entrarían en vigor nuevos impuestos en el 2016.

Si quieres tener credibilidad como gobierno (rumbo a las elecciones) tienes que hacer actos que hagan bien gobernando , refirió el presidente de Canaco Monterrey.

Gerardo López, presidente de la Canacope ciudad de México, dijo que aunque este año no se pagaron impuestos en el pequeño comercio, los empresarios no sienten confianza con el RIF, le dan la vuelta, porque tendrán que operar como una gran empresa sin tener la estructura ni la tecnología .

Lo que se ve es una mayor carga a los empresarios formales .

ISR

[email protected]