El Salto, Jalisco.- Honda México reanudó sus exportaciones de motocicletas al mercado de Norteamérica, con lo cual busca convertir al país en el nuevo proveedor de Estados Unidos y Canadá, ante la escasez de contenedores procedentes de Asia y el incremento logístico que implica.

Con el banderazo de salida rumbo a Estados Unidos, Honda envió el primer contenedor con 64 motocicletas de su modelo NAVi 2022 producida en la planta de El Salto, Jalisco, luego de que en el año 2008 frenara las ventas al exterior por la falta de demanda.

Con la apuesta de exportar 12,900 unidades al año, la compañía japonesa instalada en México será la responsable de abastecer de motos a los mercados de Norteamérica, quienes sustituirán sus importaciones de China y la India.

“Estamos muy contentos de celebrar el inicio de exportaciones de Honda NAVi a Estados Unidos. Es un hito que marca el regreso de Honda de México al camino de la exportación de motocicletas y contribuimos con ello a robustecer el negocio en el país, ya que las exportaciones representan cerca del 90% de las operaciones totales de la compañía, aportando también valor para la economía mexicana, a la vez que fortalecemos el desarrollo de la mano de obra mexicana”, sostuvo Dai Fujikawa, presidente y director general de Honda de México.

Ken Tomiyasu, supervisor de Desarrollo de Vehículos de Honda NAVi de Honda Company afirmó que la coyuntura representa una oportunidad para México y fortalecer el negocio de motocicletas en la región norteamericana, “estoy contento de ver que tenemos exportaciones a EU y Canadá”, tras recordar que la primera unidad mexicana fue exportada en 1991, cuyo modelo fue muy exitoso en el mercado norteamericano.

“Las motos mexicanas fueron bien recibidas, el producto fue bueno y los precios buenos. Hoy empezamos el nuevo modelo de NAVi que es muy popular en México, de hecho las exportaciones hacen crecer el negocio de las producción de motocicletas, en Honda tiene una oportunidad en el mercado mexicano de autopartes”, abundó.

Con un contenido nacional entre 30 y 40%, las motocicletas ensambladas en México cuentan con componentes chinos, brasileños y de India, principalmente el motor y el chasis.

Honda produce entre 500 y 600 motos mensuales del modelo NAVi, la cual es comercializada en el mercado interno y en septiembre pasado aumentó un turno laboral para crecer la producción para atender al sector exportador.

Aunque los envíos a Estados Unidos contarán con un requisito de certificación, y a las unidades ensambladas se les agregó un componente de emisiones contaminantes y un freno trasero.

La NAVi saldrá a la venta en enero del 2022 en el mercado de EU, con un costo de 1,800 dólares, y estará dirigida al segmento de los jóvenes.

La empresa japonesa invirtió 70 millones de dólares en el 2019 para el arranque de producción de la motocicleta en El Salto, en esta ocasión no se recurrió a nuevos capitales, pues bastó con aumentar turnos.

“Honda ha depositado su confianza en México debido a la calidad y amplia experiencia de la mano de obra mexicana. Actualmente, cuenta con más de 5,700 asociados en sus distintas instalaciones y, recientemente, tras el anuncio de un segundo turno de producción de motocicletas, expandió el potencial y presencia de NAVi en Norteamérica”, resaltó el presidente de la planta.