Petróleos Mexicanos (Pemex) anunciará este viernes su segundo hallazgo de crudo en aguas profundas del Golfo de México, ahora en el pozo Supremus, el más profundo perforado en la historia de la paraestatal.

Fuentes de la empresa confirmaron que, además del anuncio de una posible certificación de reservas en Trión, el primer pozo ultraprofundo perforado por Pemex desde junio de este año, el presidente Felipe Calderón y la empresa anunciarán en la residencia oficial de Los Pinos que también se encontró petróleo en Supremus, a 2,945 metros de profundidad, ubicado también en la Provincia de Plegado Perdido.

Este pozo fue perforado en la misma fecha que Trión y se localiza a 20 kilómetros de éste, a la altura de Matamoros y a 28 kilómetros de la línea fronteriza con Estados Unidos; su perforación alcanzó los 5,000 metros, según la filial Exploración y Producción (PEP).

De acuerdo con José Antonio Escalera, director de Exploración de PEP, Supremus se ubica en una formación geológica distinta a la de Trión, ya que fue formado en el Oligoceno -hace 35 millones de años-, mientras que Trión pertenece al Paleoceno -de hace 65 millones de años.

Supremus podría ser una gran noticia para el país porque existe información de que cuenta con crudo de 40 grados API (densidad definida por el American Petroleum Institute con relación al agua), lo que lo vuelve crudo superligero, equiparable con la mezcla que se produce en los países árabes, que es altamente comercializable, pues requiere de menos procesos de para su transformación.

Además, el crudo hallado en este pozo podría ser el llamado petróleo dulce que contiene un mínimo de azufre, lo que facilita también su refinación y ahorra costos.

kgarcia@eleconomista.com.mx