Guanajuato es la entidad con mayor afectación por las estrategias del gobierno federal en contra del robo al combustible, cuyo impacto fue el desabasto de gasolina.

El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, al término de la reunión con autoridades federales, informó que después de 12 días de desabasto de gasolina en el estado, sólo 15% de las 600 estaciones de servicio se registra abierto, lo cual “sigue siendo un problema crítico y se espera la solución por parte del gobierno federal”.

“El estado no aguantará mucho, hay muchas pérdidas económicas, los mismos empresarios están cuantificando las afectaciones que está teniendo en el sector turismo, el comercio, la industria. La apertura de los ductos es lo que nos permitiría resolver el problema a 100%”, añadió.

“Son días importantes, está la Feria de León, hay muchos eventos que impactan al turismo, esperamos que pronto se resuelva porque es una situación muy crítica”, recalcó.

El Ejecutivo estatal mencionó que en el reciente viaje a Estados Unidos tuvo acercamiento con empresas para abastecer gasolina, “están llegando ferrotanques, estamos conectando a los empresarios de aquí que tienen permisos de importación y que pueden transportarla”.

“Estuvimos con la Cámara de Comercio de Houston, con Petroleum Club of Houston, estamos haciendo los acercamientos. Empiezan a llegar poco a poco trenes de Texas, no es una solución definitiva, estamos ayudando al proveedor a resolver el problema”, detalló

Esta estrategia de importación de combustible, refirió, no tiene ningún costo para el gobierno estatal, solamente es la gestión lo que se realizó para acercar a los intermediarios.

Asimismo, Rodríguez Vallejo calificó “positiva” la reunión con homólogos de otros estados y autoridades federales para revisar cómo se puede coadyuvar en el problema de desabasto de combustible en la entidad.

Aplaudió la decisión del presidente de México para enfrentar el robo de combustible, pero también exigió que se resuelva, a la brevedad, el desabasto de gasolina.

“Tenemos una crisis de inseguridad derivada del robo de combustible y de la pelea de grupos por el control de ductos, hay que entender que esto es delito federal”, acotó.

En este sentido, el mandatario, al igual que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, hizo un llamado al Congreso de la Unión y a los congresos locales, para que el robo de combustible sea tipificado como delito grave.

Recordó que en el caso de Guanajuato, desde el sexenio anterior, el exgobernador Miguel Márquez fue el gran impulsor de esta reforma.

[email protected]