Bajar un punto porcentual la informalidad del país por año, que en el 2015 promedió en 58% de la población ocupada, es la meta que se fijó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) con el relanzamiento del Programa de Formalización del Empleo.

Así lo anunció el titular de la STPS, Alfonso Navarrete Prida, en el marco de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), quien recordó que este programa se presentó el 22 de julio del 2013, con el fin de reducir la informalidad, a través de promover la formalización de trabajadores asalariados no registrados en la seguridad social, principalmente en empresas formales medianas y grandes.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), han sido las empresas grandes las que más han impulsado la formalización laboral, y destaca que son las industrias de la transformación y construcción las que han contribuido a la formalización de empleos, lo que permitirá alcanzar en abril los 2 millones de empleos formales generados en esta administración.

En su intervención, Navarrete Prida informó que, derivado de la primera parte de este programa, se logró incorporar en un empleo formal a más de 1 millón 891,160 personas en los últimos tres años; no obstante, es necesario continuar con una sólida política de formalización del empleo, debido a la incertidumbre de las condiciones de la economía internacional que afectan a nuestro país .

Ante gobernadores, Navarrete Prida dijo que el relanzamiento del Programa para la Formalización del Empleo busca disminuir la informalidad en 1 punto porcentual por año, lo que dará acceso a los trabajadores a prestaciones y seguridad social, que es un elemento esencial de justicia social .

Hizo énfasis en el impacto que tiene en el ingreso de los trabajadores su incorporación a un empleo formal, donde cuenten con seguridad social, prestaciones, aguinaldo, reparto de utilidades y vacaciones, hecho avalado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El Programa para la Formalización del Empleo implicó casi 73,000 visitas de inspección y asesoría a empresas formales, mientras que la estrategia Crezcamos Juntos impulsó el nuevo Régimen de Incorporación Fiscal y la incorporación al seguro social.

Los datos de carencia por acceso a la seguridad social del Coneval confirman la tendencia de reducción de la informalidad nacional en 1.7 millones de personas, al pasar de 71.8 millones de personas (trabajadores y familiares), en el 2012, a 70.1 millones, en el 2014.

Con estas acciones, se logró que la Tasa de Informalidad Laboral disminuyera entre el 2013 y el 2014, alcanzando 57.6% en el segundo trimestre del 2014, su valor más bajo desde el 2007 (57.5 por ciento).

Subcontratación ayuda en época de crisis, dicen

Incentivos acelerarían transición al empleo formal, aseguran expertos

Después de dos años, el Programa de Formalización del Empleo movió el mercado laboral, pero es indispensable que se analicen nuevos incentivos que lo fortalezcan, para que se acelere la transición del empleo de informales a formales, donde la subcontratación también ha sido fundamental, pues las empresas en épocas de incertidumbre económica incrementan el uso de este tipo de servicios, afirmó Arleth Leal, socia directora de la firma mexicana Red Ring.

El universo de informales en el país aún es muy amplio, alrededor de 30 millones de personas, mismas que no cuentan con las mínimas garantías de seguridad social, y si bien ha sido muy importante que se haya logrado revertir la tasa, aunque sea en una mínima proporción; hace falta reforzar los programas que ayuden a consolidar este tránsito a la formalización , explicó.

Recordó que la Organización Internacional del Trabajo ha informado que los jóvenes de 14 a 19 años son quienes se ven más afectados por la informalidad, que llega a 84.6%; que disminuye a 60.45%, en el grupo de 20 a 24 años, y a 50.8%, en el grupo de 25 a 29 años. Esto representa todo un reto para poder ofrecer empleo formal a los jóvenes .

Mónica Flores, directora de ManpowerGroup para Latinoamérica, dijo que la industria de la subcontratación espera un impulso importante en el primer semestre del año, pues lo que requieren las empresas es flexibilidad a la hora de realizar contrataciones, siempre dentro de la formalidad.

Agregó que la ola de la formalización (por el programa) ya pasó, entonces ahora sí tendrían que venir nuevos empleos; lo que formalizaron el año pasado son los que estaban en la ambigüedad (...) .

Al respecto, María Fonseca, directora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, comentó que desde septiembre del 2015 el mercado empezó a dar señales de agotamiento del Programa de Formalización del Empleo. (María del Pilar Martínez)

[email protected]