Milán.- El fabricante de automóviles Fiat cambia de nombre y se llamará a partir de ahora "Fiat Chrysler Automobiles" tras hacerse con el control del 100% del capital de su socio estadounidense Chrysler, informó este miércoles.

El nuevo grupo tendrá su sede fiscal en Gran Bretaña y su sede legal en Holanda y será cotizado en las bolsas de Nueva York y de Milán, informó el fabricante.

"El nacimiento de Fiat Chrysler Automobiles marca el inicio de un nuevo capítulo en nuestra historia", declaró Elkann.

Dijo que "el viaje iniciado hace más de 10 años con la búsqueda de soluciones que dieran a Fiat un lugar en un mercado cada vez más complejo ha culminado con la unión de dos organizaciones, cada una con una gran historia en el panorama automovilístico, pero con características y puntos de fuerza geográficos diferentes y complementarios".

Por su parte, Marchionne aseguró que " hoy es una de las jornadas más importantes de mi carrera en Fiat y Chrysler".

"Podemos decir que fuimos capaces de crear bases sólidas para un constructor de autos global, con un bagaje de experiencias y de competencias al mismo nivel de la mejor competencia", anotó.

Una nota del grupo precisó que la elección de tener sede fiscal en Gran Bretaña no tendrá efectos sobre la imposición, a la que continuarán sometidas las diversas sociedades del grupo en los distintos países en los que tienen actividad.

Informó que la propuesta aprobada por el consejo de administración contempla que los accionistas recibirán un título de FCA de nueva emisión por cada uno de los de Fiat en su poder.

Asimismo, las acciones ordinarias FCA serán cotizadas en la New York Stock Exchange (Nyse) y también en el mercado telemático accionario (Mta) de Milán.

Según el grupo, todas las actividades que confluirán en FCA se mantendrán, incluidas las plantas productivas en Italia y en el resto del mundo y no se verificará ningún impacto en los puestos de trabajo.

Explicó que todas las decisiones anunciadas este día, en particular la de tener sede legal en Holanda, nacen de necesidades y oportunidades derivadas de la creación de un gran grupo atomovilístico internacional presente en todo el mundo.

La nota indicó que la operación está sometida a varias condiciones: que reciba autorización de Wall Street y que el desembolso vinculado al derecho de recesión y a eventuales ejercicios de los derechos de oposición de los acreedores no exceda los 500 millones de euros.

Confirmó que se espera que la operación quede completada antes de que finalice 2014.

Con información de Notimex

mac