Coca-Cola Femsa exhortó al gobierno de Andrés Manuel López a que amplíe los créditos por 25,000 pesos al sector informal de la población, que está compuesto por pequeños comercios y detallistas, como abarroteros, loncherías y tienditas, que son sus clientes y enfrentan problemas de subsistencia.

José Ramón, director de asuntos corporativos de Femsa, dijo que para la empresa “las tiendas son importantes por ser el canal tradicional, que está compuesto por pequeños tenderos y misceláneas, fondas y loncherías. Se habla de 1 millón del 1.2 millones del total de clientes que se tienen en la industria”.

Al participar en la mesa “Atención a la crisis de las micros, pequeñas y medianas empresas en el sector comercio, servicios y turismo”, organizada por el CCE, el directivo del corporativo de bebidas dijo que los créditos de la Secretaría de Economía están destinados a las empresas inscritas en el IMSS y lo que se observa es que una parte importante no se encuentra afiliada.

“Exhorto al gobierno federal para que amplíen los créditos al sector informal que está compuesto por detallistas y pequeños comerciantes, para que puedan subsistir, requieren entre 2,000 y 8,000 pesos a la semana, de tal suerte que los 25,000 pesos ayudan y se necesitan a través de un crédito revolvente que les permita ir avanzando”, señaló.

Julio Santaella, presidente del Inegi, recordó que 56% de las personas en México labora en el sector informal, mientras que 47% de las mujeres trabaja en el comercio y 46% en los servicios, es decir, que el destino de lo que ocurra en el comercio y servicios estará ligado a las regiones donde están ubicadas y también impactará en las mujeres.

lgonzalez@eleconomista.com.mx