Ante la posible venta o asociación de Comercial Mexicana, las cadenas de autoservicios nacionales quedarían fuera de la jugada , ya que acumularían una participación mayoritaria del mercado, lo que podría dar paso a empresas extranjeras, coincidieron analistas.

Para el especialista de Ve por Más (B*+), Juan Elizalde, quizá sus competidores en México estarían interesados, pero ninguna tiene las de ganar .

En su opinión, Soriana y Chedraui no son viables financieramente, toda vez que recurrirían al endeudamiento y sería muy riesgoso el incremento en su apalancamiento.

Para Soriana, la transacción sería muy compleja, dado que su valor de mercado es similar al de Comerci (1.3 veces), por lo tanto de realizar esta transacción a través de deuda aumentaría su nivel de apalancamiento a 5.5 veces, lo cual es un nivel preocupantemente alto.

En el caso de Chedraui, la situación aún sería más difícil, dado que el valor de Comerci es aún mayor al de Chedraui (1.4 veces), por lo tanto de realizar la transacción implicaría elevar su apalancamiento a 7.8 veces, un nivel francamente peligroso que no se espera que la administración estuviera dispuesta a aceptar.

En el caso de Walmart, expuso a Notimex, si bien financieramente es posible la operación, lo más probable es que la Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE) no le permita la compra, ya que tendría más de 51% del mercado del autoservicio en México.

La analista de Intercam, Alejandra Marcos, dijo al respecto en entrevista que es muy difícil que la CFCE autorice la compra por parte de una de las cadenas mexicanas, porque sería una cadena comercial muy grande, por lo que lo más probable es que de concretarse la venta o asociación sea con un participante extranjero.

Comentó que los fundamentales de Comercial Mexicana son favorables, ya que fue la que mejores resultados presentó en los primeros nueve meses de 2013 y casi ya no tiene apalancamiento, pues liberó su deuda con el pago de Costco.

Es una cadena comercial muy sólida, tiene crecimientos a mismas tiendas, en totales está bien y sin duda se antoja, la duda es el precio, ahí es donde veremos si se la puede quedar alguien , afirmó.

Por el lado de los compradores internacionales podrían estar interesados, debido a que han mostrado su intención de participar y/o incrementar su exposición en México, empresas como HEB, la colombiana Cencosud, la francesa Carrefour, mientras que la chilena Falabella descarta por ahora adquirir a Comercial Mexicana.

El pasado 17 de enero, la cadena de supermercados Comercial Mexicana confirmó que ha tenido acercamientos con algunos grupos extranjeros y nacionales interesados en una asociación o venta estratégica.

De acuerdo con la empresa, se explora esas opciones como alternativas que eventualmente puedan maximizar el patrimonio de sus accionistas en el corto y largo plazos.

nlb