Uso de activos digitales, mejor conocidos como criptodivisas, y consumo legal de mariguana forman los insumos de acalorados debates en México. Ahora imagina las dos cosas juntas. Son un combo killer. Rodrigo Domenzain, director e inversionista mayoritario de Agrocoin, no tiene miedo de afrontar el reto de sumarlos y desarrollar negocio.

El de Domenzain es un proyecto desde la iniciativa privada para aprovechar criptoactivos y mariguana y generar riqueza con ambos, combatir la pobreza y, de paso, terminar con la violencia que rodea la producción y venta de la planta. Eso dice este emprendedor, fundador de una compañía que quiere vender productos a base de mariguana a través de Internet y que los consumidores paguen con criptomonedas. La empresa se llama Agrocoin México SAPI (Sociedad Anónima Promotora de Inversión) y la criptodivisa, agrocoin.

Domenzain elaboró un proyecto para la comercialización de productos derivados de mariguana, con un sistema de franquicias que incluye el cobro inmediato de impuestos, busca dar un impulso al campo y la identificación de cada operación de compra por medio de la cadena de bloques (blockchain), la tecnología que da soporte a los criptoactivos. 

En la tienda de Agrocoin se venderán productos como galletas, aceites, café, cigarrillos e incluso un chocolate llamado Agrowonka. Además, cuenta con un sistema de gamification en el que con suerte el consumidor podrá econtrar un ticket dorado para obtener agrocoins de regalo. El tiempo necesario para que estos productos lleguen al mercado dependerá de los avances en la legislación sobre la regulación de venta para derivados de la mariguana. 

En entrevista con El Economista, Domenzain explicó el concepto y los objetivos de su compañía.

Modelo de negocio

Agrocoin México es una empresa que a través de Agropot, su modelo de tiendas de franquicia, permitirá la comercialización de productos derivados de cannabis. El pago se realiza por medio de un activo digital o criptomoneda: el agrocoin. 

Domenzain desarrolló una aplicación que muestra en tiempo real el valor de cambio del “agro” en dólares. Está enlazada a las cotizaciones del exchange AlteumX, donde también es posible adquirir esta criptomoneda y otras, como bitcoin o ethereum.

La aplicación de Domenzain se encuentra en periodo de pruebas y en espera de una regulación que le permita salir al mercado. La regulación pasa por dos vías, luego de las reiteradas sentencias de la Suprema Corte que hicieron jurisprudencia y han liberado el consumo de la mariguana con fines terapéuticos y lúdicos en México. La primera vía es desde la parte de salud, con disposiciones de control sanitario emitidas por la Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios), que regularán los productos que estarán disponibles en el mercado y los que podrán ser importados. 

La segunda vía de regulación será en materia fiscal, en la relación que tendrán los fabricantes y distribuidores de productos derivados de mariguana con los esquemas de tributación en México.

“Encontramos que un tema muy importante en cuanto al cannabis son los impuestos. Nuestra aplicación [Agropot] divide el pago al momento de hacer una compra en 80% que se va al wallet de la empresa y 20% que va a un wallet que determinamos para la Secretaría de Hacienda, el cual es público y nos permite ver también en qué se gasta ese dinero”, dijo Domenzain. 

El mercado que se escapa

El ocho de mayo Agrocoin lanzó su contrato para compra de franquicias punto de venta Agropot, con un costo de un millón 500,000 pesos por unidad. Las franquicias de Agropot ya pueden comprarse, gracias a una cláusula de condición suspensiva, pero para operar se establece que primero se requiere que el gobierno emita la regulación necesaria.

“Sabemos que en México se debe legalizar [la mariguana] y es casi un hecho que se legalizará, pero existen compañías muy grandes como Canopy Growth, que quieren mantener su dominio en este monstruo económico que ha creado en Canadá y Estados Unidos. Nuestra ventaja es la idea de los puntos de venta, pero antes debe regularse”, dijo Domenzain.

El empresario aseguró que México tiene una gran diversidad de mariguana endémica, lo que permitiría abrir un mercado robusto, en un clima que es ideal para la producción, en contraste con los más fríos que tienen otros países en los que hoy se cultiva y vende legalmente. Destacó los beneficios que podría traer la regulación del sector para el mercado laboral.

“De acuerdo con estimaciones de especialistas internacionales, la tendencia mercado del cannabis es que sume más de 35 billones de dólares en los próximos tres años. Es por ello que empresas de la talla de Coca Cola se han interesado en él. Para México esto tiene el potencial para ser una solución a la pobreza. En Canadá, sólo en el primer mes vendieron 53 millones de dólares y con nuestro esquema, a Hacienda se le dará 20% de lo que se genere”.

Coca Cola ha anunciado su intención de producir y vender bebidas con infusión de base de cannabis. AB Inbev, matriz de Grupo Modelo, anunció a finales de 2018 un emprendimiento conjunto con el fabricante de productos de mariguana Tilrey, para diseñar bebidas no alcohólicas con cannabinoides (CBD) y tetrahidrocanabinol (THC). Antes, Constellation Brands ―que en Estados Unidos distribuye la marca Corona― había adquirido participación accionaria en el gigante Canopy Growth.

México tiene enfrente la posibilidad de un mercado local multimillonario. El Plan Nacional de Desarrollo del gobierno considera la regulación de algunas drogas, entre ellas la mariguana. Empresas internacionales ponen su mirada en el pastel y, mientras se discute, el narcotrafico y la corrupción se reparten las rebanadas.

Reducción de violencia y recaudación de impuestos

Usar un activo digital como medio de pago, dijo Domenzain, tiene el objetivo de combatir desde la iniciativa privada la violencia que en México rodea la producción de la mariguana, al mismo tiempo que se ataca la corrupción que la fomenta.

“Una de las grandes consecuencias de la falta de regulación en México es el narcotráfico, como también lo es la corrupción. La cadena de bloques permite transparentar la compraventa, evita el lavado de dinero y la corrupción. Precisamente lo que el blockchain nos da es transparencia”. 

Domenzain comentó que la empresa prepara actualmente la aplicación para teléfono móvil Agrostore, un padrón para conectar a productores agrícolas con clientes, que se espera que esté lista en dos semanas. 

“Cualquiera podrá publicar en esta aplicación que beneficiará a los productores no sólo de mariguana, sino de jitomate, chile y maíz, entre muchos otros. Aquellos con certificaciones podrán conseguir más y mejores clientes, los únicos requisitos son que acepten los agros como sistema de pago y que cumplan con sus clientes”.

Agrostore está vinculada con la aplicación de mensajería Telegram, para que los productores puedan mantenerse en contacto: “La mayoría de los usuarios en tecnología móvil utiliza el sistema Android, por lo que nuestras aplicaciones se enfocan en este sector; no en iOS. De esta manera buscamos crear todo un ecosistema de pagos”. 

[email protected]