El gobierno federal y empresarios analizan los tipos de inversión para detonar 1,600 proyectos de infraestructura en el país. Los proyectos son analizados en una mesa de trabajo encabezada por el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo; el empresario Carlos Slim y los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelín, y del Consejo Mexicano de Negocios, Antonio del Valle Perochena.

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció a la iniciativa privada, pues dijo que ellos costean los proyectos ejecutivos de algunos de esos proyectos, los cuales —dijo— tienen el propósito de reactivar y hacer crecer la economía.

“Estamos trabajando de manera conjunta, ya se integró un equipo mixto, con servidores públicos y con representantes del sector empresarial nacional. Y se está elaborando un plan que se va a dar a conocer en su momento; no puedo decir más porque el acuerdo fue que trabajemos primero en la definición de los proyectos”, aseveró.

“Se está definiendo qué se puede financiar con presupuesto público, qué puede financiarse con inversión privada, cómo se pueden hacer asociaciones entre el sector público, privado y social y el propósito es reactivar la economía, que haya empleos y bienestar, y es una muy buena actitud del sector empresarial”, expuso.

En Palacio Nacional, durante su conferencia de prensa matutina, mencionó que los proyectos en materia de petrolero y energía tienen otro tratamiento. Reiteró que su gobierno respeta los contratos vigentes de la reforma energética, “pero ya no hay nuevas convocatorias para seguir entregando áreas naturales de producción de petróleo”, hasta que los 107 contratos vigentes arrojen resultados, ya que “hasta ahora no ha aumentado la producción”.

Añadió que el sector refinación no se privatizará, sino que se están remodelando las seis refinerías existentes y se está construyendo una nueva en Tabasco. Indicó que en el caso del sector eléctrico, 54% de inversión es propia y 46% de inversión privada. Refirió que en este caso, el plan con la reforma energética era que el sector público tuviera participación de 25% y los particulares de 75 por ciento.

Entre los proyectos de infraestructura, mencionó que máximo en el 2021 habrá internet en todos los espacios públicos del país.

“Ayer ya se firmó un convenio entre la Secretaría de Comunicaciones y una empresa que ya tenía un contrato para este propósito, y se va a trabajar de manera conjunta con la nueva empresa que se creó filial de la Comisión Federal de Electricidad para iniciar ya los trabajos de comunicación por internet a todo el país. En este mes de octubre se comienza a trabajar para tener comunicados a miles de pueblos a más tardar en el 2021. Y vamos a cumplir el compromiso de que el internet sea gratuito en plazas, en escuelas y centros de salud”, mencionó.

Por su parte, el CCE afirmó que dentro del plan de infraestructura que en los próximos días se dará a conocer, se han visualizado proyectos que van desde químicos. agua, obras públicas y carreteras, además de tener contemplados los planes del gobierno federal como el Tren Maya, adelantó Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Precisó que se realizan los planes de cómo podrían financiarse cada uno de ellos y enumeró tres firmas: vía 100% capital privado; con la participación pública-privada y con recursos 100% gubernamentales.

En conferencia de prensa, el dirigente del empresariado mexicano afirmó que ante la coyuntura de que “el dinero se encuentra más barato que nunca”, éste es el momento de invertir en grandes obras para detonar el crecimiento económico. (con información de Lilia González)

[email protected]