Durante agosto del 2019 las empresas manufactureras, constructoras y comerciales sumaron un mes más con recortes a sus expectativas respecto de la economía actual y futura de México y de sus empresas.

En comparación anual la confianza de las constructoras cayó 4.6 puntos, la confianza de las empresas comerciales se contrajo 3.3 puntos y en las manufactureras la baja fue de 3.0 puntos, de acuerdo con cifras de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las constructoras fueron las que se presentaron más pesimistas respecto de la economía interna ubicando su Indicador de Confianza Empresarial (ICE) en 48.3 puntos, con este resultado se ligan 10 meses consecutivos por debajo del umbral mínimo de 50 puntos.

Por su parte, las manufactureras ubicaron su ICE en 49.7 puntos sumando dos periodos por debajo del umbral. Las empresas comerciales son las únicas que mantienen su ICE por encima del umbral hilando 29 meses con este resultado positivo, en este agosto se ubicó en 50.8 puntos.

Empresarios pierden confianza en las inversiones

El componente más castigado del ICE fue el de la confianza de los empresarios para realizar inversiones. En comparación con agosto del año previo, la confianza de las empresas constructoras, comerciales y manufactureras cayó 10.3, 5.9 y 4.2 puntos respectivamente.

Especialmente las constructoras tienen un nivel muy bajo de confianza en las inversiones, con un ICE de 23.5 puntos. Las empresas comerciales y las manufactureras presentaron niveles de 32.0 y 41.3 puntos.

Ven más oportunidad en el futuro

De acuerdo con los niveles de confianza registrados por los empresarios se observa que presentan ligeramente mayor optimismo para el futuro que para la situación actual. En los tres sectores económicos (comercio, manufacturas y construcción) la confianza se mantiene por encima del umbral de 50 puntos.

Las empresas dedicadas al comercio ubicaron en 65.5 puntos su nivel de confianza en la situación económica futura de sus unidades económicas hilando 99 meses de resultados positivos. Pese a que continúa con alta confianza, en su comparación anual se redujo 3.5 puntos.

Por su parte, el ICE de las empresas constructoras se ubicó en 63.6 puntos. Este resultado implicó una caída de 3.3 puntos, pese a la revisión negativa de la confianza de los empresarios con este resultado se ligan 99 meses por encima del umbral.

Los empresarios de la manufactura se presentaron ligeramente menos optimistas. Durante su nivel de confianza en la economía futura de sus empresas se ubicó en 57.3 puntos, resultado que reflejó una caída de 3.4 puntos en comparación anual.

Moderan sus expectativas

Los empresarios del sector manufacturero moderaron sus expectativas acerca del desempeño de sus empresas. En agosto matuvieron todos los componentes por encima del umbral de 50 puntos. Pese a que continúan en terreno positivo, los empresarios tenían mejores expectativas el año pasado en algunos rubros. Cayeron las expectativas respecto de las exportaciones, demanda nacional de productos, inversión fija, producción total, personal ocupado total e inventarios.

El sector del comercio también mantiene un mes más sus expectativas por encima del umbral, aunque en niveles más bajos que en agosto del 2018. Se recortaron las expectativas en las compras netas, los inventarios de mercancías y el personal total ocupado.

Las constructoras, por su parte, registraron contracciones en todos los rubros: el valor de las obras como contratista principal y como subcontratista, en el total de contratos y subcontratos y en el personal ocupado total. Aunado a las revisiones negativas, el rubro que contempla el número de empleados y obreros dentro del sector hiló un mes más por debajo del umbral de 50 puntos.