El presidente del CCE, Gerardo Gutiérrez Candiani, reconoció el rezago histórico con los trabajadores y sus sueldos, aunque sentenció que el aumento salarial para el 2016 debe ser acorde con la inflación.

Luego de que ayer se instaló formalmente la Conasami para definir el incremento salarial, el dirigente empresarial dijo que dicha brecha deberá corregirse paulatinamente, de lo contrario sería un golpe a la economía nacional.

El sector empresarial podría otorgar un aumento de hasta 4 pesos, como reflejo de una menor inflación.

En conferencia de prensa, Gutiérrez Candiani refirió que un aumento del 22% al salario de los trabajadores, como lo propone el Jefe capitalino Miguel Ángel Mancera es inconcebible, porque tendría efectos negativos en la inflación.

Dijo que están a la espera de que el Senado avale la desindexación del salario mínimo, para partir de una base que permita ajustar los sueldos.

Para el sector privado, elevar la productividad será clave para cerrar la brecha que existe entre los salarios en la industria exportadora y las pequeñas y medianas empresas.

"Resulta que los sueldos de los sectores exportadores están en promedio en 15,000 dólares anuales, y tú comparas en donde no hay competitividad y están enfocadas al mercado interno y es de cerca de 6,000 dólares. El reto es subir a las pymes a las cadenas de valor", estableció Gerardo Gutiérrez.

mfh