México captó 2,100 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) para la construcción de dos plantas de producción de acero que comenzarán operaciones en el segundo semestre del 2021 y el primer semestre del 2022.

Como parte de esas inversiones, México recibió 975 millones de dólares en la primera mitad del año actual en la fabricación de productos de hierro y acero, un récord para un periodo similar.

En un primer caso, ArcelorMittal concluirá a finales de 2021 una planta de producción de lámina caliente de acero en Lázaro Cárdenas, Michoacán, con una capacidad de producción de 2.5 millones de toneladas por año.

En el otro, durante 2020, las inversiones de capital de Ternium en el segmento de acero en México ascendieron a 361.7 millones de dólares y se relacionaron principalmente con su proyecto de construcción de un nuevo tren de laminación en caliente en su unidad Pesquería, en Nuevo León. La nueva línea tendrá una capacidad de producción anual de 4.4 millones de toneladas con una inversión total de aproximadamente 1,000 millones de dólares.

Al respecto, el gobierno federal informó que dos inversiones en la industria siderúrgica por más de 2,100 millones de dólares se llevan a cabo en México para nuevas plantas de fabricación de lámina caliente de acero, y que con ello se atenderán requerimientos de consumidores de acero, entre los que destaca la industria automotriz, que debe cumplir con una regla de origen más estricta, de 70%, para gozar del arancel cero dentro del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC).

Para ponderar el monto de las nuevas inversiones: México captó 9,952 millones de dólares de IED de 1993 al primer semestre de 2021 en la fabricación de productos de hierro y acero, según datos de la Secretaría de Economía.

El 28 de septiembre de 2017, ArcelorMittal anunció un importante programa de inversión de 1,000 millones de dólares en sus operaciones mexicanas, que se centra en desarrollar las capacidades downstream de ArcelorMittal México, mantener la competitividad de sus operaciones mineras y modernizar su base de activos existente.

El programa está diseñado para permitir que ArcelorMittal México cumpla con la capacidad para atender una mayor demanda de los clientes nacionales, alcance una capacidad de producción de 5.3 millones de toneladas y mejore significativamente la proporción de productos de mayor valor agregado en su mezcla de productos.

La principal inversión será la construcción de un nuevo tren de bandas en caliente. Una vez finalizado, el proyecto permitirá a ArcelorMittal México producir aproximadamente 2.5 millones de toneladas de acero laminado plano, 1.8 millones de toneladas de acero largo y el resto estaría compuesto por planchones semiacabados.

Las bobinas del nuevo laminador de bandas en caliente se suministrarán a clientes nacionales, no automotrices, de la industria general.

El proyecto del tren de bandas en caliente comenzó a fines del cuarto trimestre de 2017 y se espera que se complete a fines del año en curso.

roberto.morales@eleconomista.mx