Estados Unidos, México y Canadá llegan a la Cumbre de Líderes de Norteamérica en Toluca, en medio del 20 aniversario del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y con cifras récords en su relación comercial y económica.

El comercio entre México, Estados Unidos y Canadá experimentó un aumento del 350% en los primeros 20 años del TLCAN y ayudó a consolidar a la región de Norteamérica como una de las más competitivas del mundo, de acuerdo con analistas y funcionarios.

Aunque el impacto del TLCAN fue en ocasiones exagerado, mostró ser el acuerdo comercial más exitoso en la historia de Estados Unidos, con excepción de la Ronda Uruguay , señaló un análisis de la Cámara de Comercio de Estados Unidos (USCC).

Estados Unidos y México registraron en 1993, un año antes del acuerdo comercial, una balanza comercial de 81.4 mil millones de dólares, con un superávit favorable a la economía estadunidense por 1.6 mil millones de dólares.

Para el año 2013, luego de dos décadas del TLCAN y a pesar de algunos altibajos, los dos países alcanzaron una nueva marca histórica en su comercio de más de 506 mil millones de dólares, con un superávit por 54.3 millones de dólares a favor de México.

El comercio con Estados Unidos con Canadá fue de 211.6 mil millones de dólares en 1993, con un déficit estadunidense de 10.7 mil millones.

Para el 2013, el comercio bilateral fue de 632.4 mil millones de dólares, con un superávit canadiense de 31.7 mil millones.

Norteamérica emerge como la región potencialmente más competitiva del mundo por las razones que hicieron posible el TLCAN , señalo Eduardo Medina Mora, embajador de México en Washington, en un reciente foro organizado por la Universidad Americana de Washington.

Hubo avances fundamentales con insuficiencias, en especial en infraestructura fronteriza y en la capacidad para el procesamiento de mercancías y el transito de personas , sostuvo.

En 1993 apenas 1.0% del comercio bilateral México-Estados Unidos se movía por ferrocarril. Actualmente la proporción es del 17 por ciento.

hbr