La Estrategia Nacional de Energía (ENE) 2012-2026, enviada por el Ejecutivo al Congreso para su aprobación, prevé cinco modificaciones principales sobre las que se buscará trabajar para hacer más eficiente el desarrollo del sector en los próximo años.

El titular de la Secretaría de Energía (Sener), Jordy Herrera, destacó que los cambios se basarán en tres objetivos principales:

  • Sustentabilidad ambiental
  • Seguridad energética
  • Eficiencia económica y productiva

Detalló que con respecto a las versiones anteriores, la actual ENE espera trabajar en recursos potenciales de shale gas y fortalecer a la industria petroquímica, así como en la revisión y conciliación en la estimación del monto de reservas al 1 de enero de 2012.

También establece que la meta de participación de fuentes no fósiles para generar electricidad aumente a 35%; busca la reducción de emisiones de gases efecto invernadero, y plantea un conjunto de escenarios posibles hacia 2026.

apr