Dos de los contratos que lograron adjudicarse durante las rondas de licitación de la pasada administración, mediante procesos de farmouts, para que empresas privadas se asociaran con Petróleos Mexicanos (Pemex): Cárdenas-Mora y Ogarrio, cuentan ya con sus respectivos planes de desarrollo hasta el 2043, según la aprobación de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

La inversión estimada conjunta de estos contratos asciende a más de 1,444 millones de dólares (alrededor de 16,700 millones de pesos).

En ambos contratos de licencia, en que el contratista paga las contraprestaciones correspondientes al Estado en efectivo sobre utilidades, la extracción esperada asciende a 76.6 millones de barriles de petróleo y a 224,500 millones de pies cúbicos de gas; lo que equivale un promedio de 3 millones de barriles de aceite y a 8,890 millones de pies cúbicos de gas anuales, durante 25 años. Es decir, el 0.48% de la extracción actual diaria de crudo y a 0.52% de la producción diaria de gas en el país.

En el bloque Cárdenas Mora, ubicado en el municipio de Cárdenas, Tabasco, la operación del campo corresponde a la empresa constituida en México Petrolera Cárdenas Mora, que es filial de la egipcia Cheiron, misma que cuenta con 50% de participación en el contrato, mientras que Pemex tiene la otra mitad.

La inversión comprometida asciende a 807 millones de dólares (alrededor de 16,000 millones de pesos) hasta el 2043 y corresponde principalmente a reparaciones mayores de cuatro pozos operativos y la continuidad en la producción actual de más de 5,800 barriles diarios de crudo, con 8 pozos en Cárdenas y 4 en Mora, hasta llegar a la etapa de abandono.

Así, se pretende recuperar un volumen de 32.7 millones de barriles de aceite y de 70,800 millones de pies cúbicos de gas, según explicó durante su aprobación el órgano de gobierno de la CNH.

Cabe recordar que en octubre de 2018, la CNH aprobó a Cheiron la adquisición de un crédito para continuar con sus actividades colocando como prenda su participación en este contrato. El fondo crediticio Natixis, de Nueva York, tomó la posesión del interés total de Cheiron, constituida en México con el nombre de Petrolera Cárdenas Mora para este contrato.

Dea Deutsche en Ogarrio

El órgano de gobierno de la CNH aprobó también el Plan de Desarrollo vigente hasta el 2042 para la operación del campo Ogarrio, ubicado en Huimanguillo, Tabasco, y donde la alemana, Dea Deutsche, es socia de Pemex gracias a la adjudicación del respectivo farmout en el área.

Para la continuidad en la producción que hoy asciende a 4,932 barriles diarios de crudo y a 19,708 millones de pies cúbicos de gas, el compromiso de inversiones asciende a 637 millones de dólares (unos 12,740 millones de pesos).

En este contrato se pretende extraer un volumen remanente de 43.9 millones de barriles de petróleo crudo y 153,700 millones de pies cúbicos de gas, gracias a la que hoy todavía existen 140 pozos útiles de los cuales 60 son productores en el área de 155 kilómetros cuadrados.

En lo que respecta al socio de Pemex que fungirá como operador del contrato, la alemana DEA Deutsche, ha operado en el país desde 2015 con oficinas en la Ciudad de México y en Villahermosa, Tabasco; y además de Ogarrio, tiene participación en cuatro bloques exploratorios costa afuera en la provincia petrolera Tampico-Misantla y en la Cuenca del Sureste. En diciembre pasado anunció el acuerdo preliminar para la adquisición de la mexicana fondeada con capitales estadounidenses para la reforma energética, Sierra Oil and Gas.

[email protected]