En México, el mercado de alcohol ilícito representa una pérdida fiscal de 6,000 millones de pesos. De este total, las bebidas adulteradas significan sólo 5%, mientras que 95% alude a la subvaluación, contrabando e infracción de las normas de calidad.

Ante esta problemática, la industria de vinos y licores y Diageo, empresa líder en destilados premium, han tomado acciones de la mano del nuevo gobierno. “El gran obstáculo y reto a vencer es la ilegalidad y es lo que tenemos que trabajar, las acciones del gobierno contra la ilegalidad son positivas y todos tenemos que unirnos, eso nos va a permitir pagar la carga adecuada de impuestos y no estar subsidiando una industria subalterna que representa 36% del mercado”, comentó en entrevista con El Economista, Erik Seiersen, director general de Diageo México y Cuba.

Seiersen, quien también preside la Comisión para la Industria de Vinos y Licores, aseguró estar trabajando de forma cercana con el nuevo gobierno, “estamos hablando directamente con todas las autoridades, queremos estar en los niveles que tienen en la OCDE entre 10 y 12% de ilegalidad, México tiene 36 por ciento”.

Una estrategia que ha implementado la empresa, como parte del combate a esta problemática, es la incursión de nuevos formatos en su portafolio de bebidas, mismos que puedan ser más asequibles a los consumidores; un ejemplo es Johnnie Walker Etiqueta Roja, en su nueva presentación de 200 ml, “el punto de precio permite que la gente pueda acceder a bebidas de clase mundial sin tener que optar por opciones ilegales”.

Presencia en México

Para Diageo, México es un mercado estratégico que actualmente se encuentra entre los siete países más importantes para la compañía. Durante el último semestre, sus ventas netas en el país se incrementaron 9%, superior a 7.5% que creció la firma a nivel global.

La marca Don Julio creció a doble dígito y ganó más de 2 puntos porcentuales en participación de mercado de la categoría de tequila, mostrando un sólido impulso de la marca, mientras que el whisky escocés creció 7%, liderado principalmente por un incremento de 11% en la marca Johnnie Walker y de 8% en Black & White.

Para la empresa, el tema de la innovación está entre sus objetivos principales, “traemos el primer vodka sabor tamarindo que está teniendo impacto importante, esto sumado a las innovaciones de whisky en sus distintos formatos. La única forma de atacar la ilegalidad es asegurando que el consumidor te prefiera”.

[email protected]