El saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público de México prendió un foco rojo por sus niveles alcanzados, medidos como proporción del Producto Interno Bruto (PIB), advirtió la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

De acuerdo con los Criterios Generales de Política Económica del 2016, el saldo de la deuda externa representará 46.9% del PIB al cierre del 2015 y escalará a 47.8% al final del 2016.

Éste es un foco rojo en el tablero económico que estamos a tiempo de corregir. Tenemos que hacerlo. No podemos colocar en riesgo al país , dijo Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, en su mensaje semanal.

Los requerimientos financieros del sector público como proporción del PIB pasaron de 27.6%, en el 2007, a 41.8%, en el 2014, según datos del Banco de México y del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados.

Se necesita ortodoxia en la conducción de la economía, con austeridad en los gobiernos, para que no se continúen endeudando excesivamente, y para que el gasto en el servicio de la deuda no vuelva a ser un tópico de preocupación interno y externo , opinó De Hoyos Walther.

En los Criterios Generales de Política Económica 2016, la Secretaría de Hacienda expuso que otras regiones mantienen un estímulo monetario sin precedente, como la zona del euro y Japón. Por ello, podrían presentarse distintas condiciones de liquidez en diferentes mercados, que pueden significar oportunidades de financiamiento en buenos términos .

En este contexto, agregó, el gobierno federal seguirá de cerca la evolución de los mercados financieros internacionales, a fin de evaluar las mejores alternativas de financiamiento para diversificar los pasivos públicos, preservando y ampliando el acceso con que cuenta a los mercados financieros internacionales.

[email protected]