Delta Airlines se disculpó con una familia que expulsó de un avión el pasado 23 de abril, pero el caso se conoció hasta ayer cuando se conoció el video en el cual se observa como sacaron de la nave a una pareja y sus dos hijos.

Los miembros de la familia que estaban a bordo del avión, Brian Schear, su esposa y sus hijos de uno y dos años, fueron escoltados de la aeronave y volaron a su destino en un vuelo posterior con una compañía aérea diferente.

"Lamentamos la desafortunada experiencia que nuestros clientes tuvieron con Delta, y hemos llegado a ellos para reembolsar su viaje y ofrecer una compensación adicional", dijo la aerolínea en un comunicado

"El objetivo de Delta es trabajar siempre con los clientes en un intento por encontrar soluciones a sus problemas de viaje. Eso no ocurrió en este caso y nos disculpamos".

Schear puede ser escuchado en el video repetidamente diciendo que pagó por el asiento en el que estaba sentado su hijo pequeño y también se escucha cuando dice: "no está bien" que la aerolínea le pidiera que dejara el vuelo.

El padre explicó que compró a su hijo mayor un asiento en un vuelo diferente para que su hijo pequeño pudiera sentarse en un asiento de seguridad en lugar de ir en el regazo de su madre durante el viaje nocturno.

"No puede dormir a menos que esté en su asiento", señaló.

En el video, un funcionario sostiene que es política federal que quien ocupa un asiento en un avión debe ser la persona cuyo nombre está reservado para ese asiento. El funcionario también le dice al hombre que "irá a la cárcel" si no coopera.

Delta sostiene que el vuelo no estaba lleno, pero había pasajeros en espera para tomar el vuelo, por lo que estaban tratando de hacer espacio en la aeronave.

El incidente ocurrió en el vuelo 2222 de Delta, que es un viaje nocturno de Hawai a Los Ángeles.

Las autoridades recurrieron a la mentira al sostener que los niños de dos años o menores deben, por ley, ir en el asiento con sus padres.

La Administración de Aviación Federal (FAA), sin embargo, indica que los niños deben ir en una sillita o butaca durante todo el vuelo por razones de seguridad .

Las reglas también señalan que los brazos (de un adulto) no son capaces de sostener a un niño con seguridad, especialmente durante las turbulencias . Incluso Delta, en sus normativas, recomienda a familias que compren asientos para niños de dos o más años de edad.

Las imágenes de la evidencia sobre el incidente han sumado más de 900,000 visitas en YouTube desde que fue subido a la red el miércoles pasado.

El pasado 9 de abril, un hombre fue arrastrado con fuerza de un vuelo de United Airlines después de que él se negó a dar su asiento para los miembros de equipo.

La víctima, el doctor David Dao, llegó a un acuerdo con United la semana pasada.

American Airlines está investigando un caso en el cual una señora se enfrenta con un azafata, y posteriormente con un agente federal por no dejar que la carriola de su hija fuera llevada a la bodega del avión el pasado 21 de abril.

erp