Sanofi informó este jueves que estará en condiciones de nombrar a un nuevo presidente ejecutivo para el final del primer trimestre, al tiempo que reportó unas ganancias del cuarto trimestre impulsadas por la debilidad del euro.

La farmacéutica, que despidió a Chris Viehbacher como CEO el año pasado, sin embargo, informó que necesitaría que el euro permanezca débil para asegurar un crecimiento significativo de las ganancias este año.

Las ganancias comerciales por acción crecieron 1.5% en el cuarto trimestre frente el mismo período un año atrás a 1.39 euros (dos dólares). A tipos de cambio constantes no habría habido ningún crecimiento.

"El anuncio será antes del final del primer trimestre", dijo el presidente del directorio Serge Weinberg, que ha estado actuando como CEO interino desde que Viehbacher fue despedido a finales de octubre por una mala ejecución de la estrategia y falta de comunicación con el directorio.

erp