Aprobado en la reforma laboral por mayoría, el Artículo 110 Fracc. VI, dejó en claro que son los trabajadores quienes tienen el poder de decisión para permitir que les sea descontado o no de su salario un porcentaje por el concepto de cuota sindical, hecho que ha motivado que las centrales obreras busquen su modificación.

Por cada trabajador el sindicato recibe entre 1 y 2% del salario como pago de cuota sindical; por ejemplo el Sindicato de Trabajadores de la UNAM (STUNAM) refiere en sus estatutos que “todos los afiliados al sindicato, desde el momento en que este estatuto ha sido aprobado, otorgan su consentimiento para que la UNAM les descuente de su salario dicha cuota”.

El descuento que aplica a los afiliados es “en cuotas ordinarias 1% mensual del salario bruto que perciba en la UNAM”.

En el desarrollo del parlamento abierto en el Senado de la República, las organizaciones sindicales solicitaron que se modifique dicho artículo porque contraviene con los acuerdos internacionales relacionados con la libertad sindical.

¿Cuánto cobran los sindicatos?

En el caso del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) “los miembros del sindicato están obligados a cubrir el 2% port inscripción de su sueldo nominal mensual; y 2% mensuales de manera ordinaria”.

Otros ejemplos son el Sindicato Mexicano de Electricistas que solicita 3% como cuota sindical, el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana con 2.5%;  el Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera, 2%; el Sindicato de trabajadores Petroleros de la República Mexicana, 2.5%; el Sindicato Nacional de Trabajadores del Infonavit, 2% del salario mensual.

“Tradicionalmente se establecía el 1% y cuando más el 2% del salario, ya aquellos que se pasan de dos, son mal vistos, y hablar de ese porcentaje es una cantidad significativa, estamos hablando de una nómina y si a eso le sumas que el empleador retiene las cuotas, es negocio redondo, los sindicatos no tienen que hacer nada, más esperar el depósito de esas cuotas”, comentó Alfonso Bouzas, especialista laboral.

 

Asimismo, hay sindicatos como los maquiladores que en el caso de Tamaulipas, “cobran hasta el 4%; pero el fin era para mantener una paz laboral, el sindicato no se presentaba y los trabajadores ni siquiera conocían al sindicatos. Tan sólo de 30 maquiladoras el sindicato de Tamaulipas percibió 7 millones de pesos mensuales”, añadió Bouzas.

Hay sindicatos, como es el caso del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana que han entregado sus estatutos, pero tienen testados los datos referente a las cuotas que fijan a los trabajadores, sin que se tenga claridad sobre sus ingresos, de hecho, en el parlamento abierto en el Senado de la República, Víctor Flores, secretario General, dijo que tanto las cuotas como el informe a los agremiados es un asunto interno y así se debe mantener, incluso por seguridad.