La caída de más de 60 dólares en el precio del barril de petróleo en el último semestre, que derivó en recortes presupuestales de 62,000 millones de pesos para Petróleos Mexicanos (Pemex) y de 10,000 millones para la Comisión Federal de Electricidad, puede representar la oportunidad de que se invierta en sectores olvidados por años, como la refinación y la eficiencia de la capacidad instalada, consideró el presidente de Schneider México, Enrique González Haas.

En reunión con medios, González Haas aseguró que la actual coyuntura de precios de los hidrocarburos conduce a la industria hacia una estrategia en la que deja de considerarse urgente el incremento de la exploración y producción de hidrocarburos, y se cambia el enfoque hacia las actividades de transformación, por lo que en México se debe mirar hacia las reconversiones de las plantas actuales de Pemex, además del análisis que hoy en día realizan los privados para construir nueva infraestructura de refinación en el país.

Las importaciones de gasolinas en el país se incrementaron en 12% en los últimos cinco años y en el 2014 alcanzaron 47% del consumo nacional; la caída en la rentabilidad de las exportaciones de petróleo crudo puede ser la oportunidad de cambiar esta tendencia importadora, informó el directivo de Schneider, quizá no en su totalidad, pero sí se puede pensar en aumentar la capacidad de producción del país y llegar a niveles de producción local de hasta 80%, con inversiones gubernamentales y la oportunidad que la reforma le brinda a los privados , aseguró.

En el terreno eléctrico, considera que debe mantenerse la estrategia de convertir las plantas a gas natural e importar mayor volumen de este hidrocarburo, mientras el precio spot de América del Norte permanezca como el más bajo del mundo, ya que industrializar al país es una inversión a largo plazo que se puede realizar para que la coyuntura del precio bajo del crudo traiga algún beneficio.

Schneider cumple 70 años en México y es la segunda mayor empleadora francesa del país, con 9,000 trabajadores en 11 plantas del país. En este primer trimestre del año inaugurará una planta nueva en Iztapalapa, en la que invirtió 6 millones de dólares; empleará a 300 personas y fabricará soluciones estándar de esta compañía.

Este año también inaugura su parque solar de 360 kilowatts para autoabasto del Centro de Desarrollo e Innovación y que inauguró el año pasado en Monterrey.

González Haas detalló que México representa cerca de 5% de los ingresos totales de Schneider, que en el 2014 ascendieron a 24,000 millones de euros.

[email protected]