La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dará a conocer a los empresarios gasolineros el próximo incremento en el precio de la gasolina y el diesel (programado para el 3 de febrero) con un máximo de 24 horas de anticipación; además, los puntos de venta podrán publicarse en las Estaciones de Servicio dos horas antes de su apertura, tomando en cuenta que no todos los negocios funcionan las 24 horas del día.

Los cálculos que se tienen es que el nuevo incremento sería de hasta 10% en promedio para mantenerse en línea con los aumentos del precio de la gasolina en Estados Unidos, dijeron fuentes del sector gasolinero.

En las reuniones que sostuvo la dependencia con las diferentes organizaciones empresariales se acordó un esquema que permita aclarar la devolución de los pagos de los estímulos fiscales contra el IEPS en la frontera: las declaraciones se harán de manera mensual y una vez que se haya definido que las estaciones de servicio no pueden descontar el IEPS del IVA pagado; las devoluciones se harán en un máximo de 13 días hábiles en lugar de los 60 normales y luego de que se haya hecho la declaración correspondiente.

El apoyo que dará Pemex es un nuevo mecanismo de crédito, no una nota, en el que la petrolera extiende el crédito de gasolinas a las estaciones de servicio. Se mantienen como base siete días para la zona de Baja California y Sonora, ya que los precios espejo que tienen con el otro lado de la frontera son similares a los definidos por la SHCP.

En el resto de las ciudades se darán créditos por más días. En algunos casos especiales, como es el caso de Ciudad Juárez y Nuevo Laredo el crédito puede ser a 17 días, en la frontera con Tamaulipas se definirá esta semana, aunque pueden ser más de 12 días, en Chihuahua de 12 a 15.

El compromiso de las gasolineras es que una vez que se defina la regla del procedimiento ante el SAT y el mecanismo ayude a solucionar la inviabilidad económica de operar de las estaciones de servicio que no pueden financiar el estímulo fiscal por más de 60 días, las gasolineras que habían entrado en suspensión de operaciones en esta zona las reinicien.

Esta fórmula será instrumentada en los próximos días y su operación depende de la Administración General de Auditoría Fiscal Federal.

luis.carriles@eleconomista.mx