Cada vez que instalo una casa de 40 m2 en la base de la pirámide del sector rural, cambio cinco vidas, y lo hago a un costo de 2,500 pesos el metro cuadrado y en cinco días, contrario a lo que ocurre con la práctica tradicional de autoconstrucción en donde el costo es de 10,000 pesos el metro cuadrado, y en un tiempo de hasta 15 años , expresó Guillermo Calderón, director general de MIA.

Guillermo Calderón explicó que en su diagnóstico de la vivienda que se construye en la base de la pirámide poblacional rural encontró esfuerzos aislados del gobierno, de las ONG, de los beneficiarios, incluso de intermediarias financieras , por lo que se dio a la tarea de crear un modelo de negocio que integrara estas fuentes de pago, pero además que creara valor para todas .

Las fuentes de pago son el beneficiario que autoconstruye su vivienda, los gobiernos federal y estatal que tienen programas de materiales para la construcción; las ONGs de filantropía, los intermediarios financieros que dan crédito. Así, al sumar estas fuentes de pago de cada una de ellas multiplican sus recursos , precisó.

Al comentar el modelo de negocio seguido por MIA, José Antonio Dávila Castillo, director del CIIE del IPADE, explicó que la clave de la eficiencia en la construcción de vivienda rural de esta empresa está en que estableció una economía de escala que consiste en la integración de las fuentes de pago vinculadas con este sector, y que al conjuntarlos en torno a un producto multiplica los recursos que cada uno aporta, así como el impacto social .

Explicó que en el modelo de negocio colaborativo de la empresa MIA convergen la rentabilidad de la inversión con el impacto social en la base de la pirámide de la población rural de México, un sector social que tiene un déficit de 9 millones de viviendas, cuyos ingresos van de uno a cinco salarios mínimos.

En consecuencia, el modelo de negocio de MIA consiste en la generación de riqueza, no en la filantropía ni en el asistencialismo, advirtió Dávila Castillo, quien agregó que después de un año de haber invertido y generado riqueza, la empresa tiene el derecho a un rendimiento de 10 o 15%, para ella y para sus accionistas, riqueza que le queda después de pagar mano de obra, impuestos y acreedores .

Otra aspecto de MIA es que su modelo de negocio está basado en el costo, no en el precio, lo cual le permite ofrecer un margen de utilidad atractivo para la inversión, una eficiencia del costo que se refleja en el precio .

Con la integración de fuentes de pago, MIA construye vivienda de manera eficiente, con mayor escala, con mejor calidad, de manera transparente y bajo el incentivo de crear riqueza, pues hace énfasis en la rentabilidad , precisó Guillermo Calderón.

En suma, el director general de MIA dijo finalmente que el precio de mercado de la construcción de este tipo de vivienda es de 120,000 pesos; sin embargo, para MIA el precio es de 100,000 pesos, con el cual se logra equilibrio entre rentabilidad e impacto social.

Eslabones del modelo de negocio de Grupo MIA

  • Gestión de subsidios federales.
  • Conexión con instituciones para pagar una vivienda (crédito).
  • Inclusión social. La comunidad participa en la construcción de su casa (5% del valor de la casa).
  • Logística. Les llevamos los materiales de construcción. Reduce el precio de materiales.
  • Se sube a una plataforma de datos: registro único de vivienda. Da acceso a futuros programas.

[email protected]