Lourdes Melgar deja la Subsecretaría de Hidrocarburos como una decisión tomada por motivos personales la muerte del comisionado de la CNH, Edgar Rangel, la hizo replantear sus metas en la vida pero en su palmarés cuenta con la reforma constitucional del sector energético, la más profunda lograda hasta ahora.

Yo creo que si eventualmente diéramos el paso adicional, sería que la empresa petrolera nacional pudiera cotizar en Bolsa. Yo creo que eso permitiría tener mayor independencia financiera , consideró.

En entrevista, en su último día como funcionaria pública (31 de julio), Melgar hace una reflexión sobre el modelo mexicano de reforma energética y los dos puntos que, desde su perspectiva, afectaron los resultados de la misma: la caída en el precio del petróleo inesperada no por la crisis en sí misma, sino por la profundidad de la misma que afectó el desempeño de los resultados en la percepción pública.

El segundo punto es el tema político, pues la reforma energética dará resultados en el largo plazo, en unos 10 años, pero la discusión fue sobre tener recursos inmediatos.

Yo creo que hay tiempos que son factibles desde el punto de vista técnico, pero hay requerimientos políticos que piden ciertos compromisos que sin duda fueron muy ambiciosos y que eran difíciles de cumplir y se hicieron aún más difíciles con el desplome de los precios del petróleo , dijo.

La reforma se hizo con una alerta: en el 2015 entraría en operación una gran cantidad de proyectos en todo el mundo; lo que no se previó fue la profundidad de la caída, hablamos de perder un 75% del precio, dijo.

Sobre las rondas petroleras, Melgar comentó que el diseño fue pensado para proteger el interés del Estado mexicano y muchos de estos puntos se plantearon en ley, como es el caso de la rescisión administrativa, que fue uno de los temas más trabajados con las empresas.

Su posición era cámbiala, y la nuestra era un no, por esa razón está en la ley , dijo.

Melgar fue subsecretaria de Electricidad al principio del sexenio y luego se convirtió en la responsable de Hidrocarburos.

La parte de electricidad fue interesante porque originalmente no estaba planteada una reforma eléctrica , puntualizó.

La exfuncionaria explicó que conforme se avanzó en la reforma se fueron creando los documentos donde el sector eléctrico tenía una función, sobre todo en un tema como la baja en los precios de la energía.

A mí me pareció que era necesaria una reforma eléctrica. Cuando ya tenía la responsabilidad de subsecretaria de Electricidad, me dicen que la reforma iba a bajar las tarifas eléctricas. Yo sabía que había un límite a lo que puedes esperar de una sustitución de combustibles (dejar de usar combustóleo por gas natural) y hay una volatilidad en los precios de los combustibles y analizando el sector vemos las pérdida, y es cuando ves que hay áreas de oportunidad que puede ser muy exitosas .

Para Melgar, había cosas que corregir, como el modelo de negocios eléctrico que se hizo en 1992 y que la actual reforma dejaba a la generación de electricidad privada en un limbo constitucional y lo que pasaba era que se había creado un mercado paralelo, donde la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el autoabasto estaban recibiendo los beneficios de la competencia con precios más bajos y el resto del público no.

El modelo (de reforma eléctrica) es adecuado para los requerimientos del país porque finalmente se está creando un mercado eléctrico, hay competencia en la generación, en la transmisión y sin duda, si pensamos en un futuro, podemos llegar a fondo a la parte de distribución , declaró.

Desde el lunes Melgar está de vacaciones, y a partir de septiembre próximo se convierte en investigadora de la Cátedra Robert T. Wilhelm en el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

[email protected]