El Buen Fin es la campaña de promoción de consumo más grande de México. Cada noviembre desde el 2011 se escoge un fin de semana completo, que por lo general coincide con el puente largo del 20 de noviembre, en el que participan miles de negocios y empresas haciendo descuentos y promociones para incentivar el consumo interno. Aquí te compartimos cinco datos acerca del Buen Fin 2019 y sus ediciones previas. 

¿Qué hay en el Buen Fin?

Cada año se suman más comercios con rebajas en sus precios, meses sin intereses o bonificaciones en monederos electrónicos o cupones, hasta esta última edición se calculan poco más de 60,000 unidades económicas participantes. El 55% de las empresas comerciales y 14% de las empresas que comercializan servicios participaron en la edición del 2018, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La oferta de bienes y servicios ha incrementado de manera importante generando un mayor número de compradores y un mayor volumen de ventas. El Buen Fin ha potencializado también otros canales de comercio, especialmente las compras digitales. Poco más de la mitad de los negocios que participaron (51%) aseguraron que la edición del 2018 fue mejor que la del año previo en términos de ventas y 63% calificó como “buenos” los resultados del Buen Fin.

¿Cuándo es el Buen Fin 2019?

La novena edición se llevará a cabo del 15 al 18 de noviembre del 2019. Esta periodicidad aplicará para los establecimientos físicos y para las plataformas electrónicas que participen en el Buen Fin 2019. La campaña coincide con el fin de semana largo por el 20 de noviembre, aniversario de la Revolución mexicana.

El sitio oficial del Buen Fin ya se encuentra activo para las empresas que buscan afiliarse a este evento de comercio en México. La plataforma estará activa también para denunciar quejas o abusos ocurridos durante estos cuatro días.

Empresas, servicios y productos en El Buen Fin

Todos los comercios participantes se encuentran registrados en la página oficial del Buen Fin. En las redes sociales tanto del Buen Fin como de cada marca participante se encontrarán las bases y políticas de comercio para el consumidor. Desde ropa y calzado hasta vuelos y electrodomésticos podrán conseguirse en este fin de semana de promociones.

En la edición pasada, del 2018, los automóviles, aparatos electrónicos y artículos del hogar fueron los productos que más se vendieron. El 32% de las compras que hicieron los mexicanos fueron de coches, el 20% se dirigió a celulares, computadoras, televisores, línea blanca y muebles, de acuerdo con información recuperada y reportada por el Inegi.

Entre las empresas más destacadas por sus niveles de ventas en el Buen Fin están las departamentales: Liverpool y Palacio de Hierro. También destacaron algunas tiendas de autoservicio: Walmart, Soriana y Chedraui.

 

¿Cómo ha crecido el Buen Fin?

Las ventas generadas en las ediciones previas del Buen Fin han seguido una tendencia creciente. La primera edición de este evento alcanzó ventas por casi 40,000 millones de pesos. De acuerdo con las tasas de crecimiento anuales de ventas en el Buen Fin se proyecta que esta edición las ventas aumenten 5% desde los 112,400 millones de pesos de 2018, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía.

¿Cuáles son las estrategias para vender más?

Poco más del 90% de los negocios que participaron en el Buen Fin 2018 aseguraron que la estrategia más eficaz para incrementar las ventas es hacer descuentos directos en el precio de sus productos. Sólo el 7% de los comercios participantes utilizó otras estrategias de venta como incluir más productos a su catálogo o hacer bonificaciones en montos mínimos de compra. 

Por su parte, en el método de pago, los meses sin intereses fueron la estrategia ganadora, no sólo para las compras digitales, también para las físicas. El 50% de las empresas comerciales y 42% de las de servicios utilizaron este método como principal detonante de ventas en términos financieros. 

¿Quién organiza el Buen Fin?

El evento de comercio más grande del país, el Buen Fin, está a cargo del gobierno en conjunto con la iniciativa privada y su objetivo principal es presionar al alza la economía mexicana mediante incentivos al consumo interno.

Las Secretarías de Hacienda y Crédito Público, Economía y Turismo junto con la Profeco (Procuraduría Federal del Consumidor) y el SAT (Servicio de Administración Tributaria) son las instituciones públicas que coordinan el Buen Fin.

Por su parte, en la iniciativa privada los organizadores son el CCE (Consejo Coordinador Empresarial), la Concanaco Servytur (Confederación de las Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo), la ANTAD (Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales), la Cirt (Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión), la ABM (Asociación de Bancos de México), la Asociación Internet.mx y la AMVO (Asociación Mexicana de Ventas Online).