Con el anuncio del Fondo de Apoyo para Emprendedores Innovadores, creado por la Agencia Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos (USAID) y la Secretaría de Economía (SE), los jóvenes que quieran iniciar un negocio cuyo componente principal sea la innovación serán beneficiados con un fondo de 1 millón de dólares.

Aunque ése es el presupuesto asignado para proyectos mexicanos, el administrador general adjunto de la organización, Donald Steinberg, dijo que el programa tiene disponibles 25 millones de dólares más que podrían destinarse a emprendedores de cualquier país cuya idea cumpla con los requisitos de la organización.

Enrique Jacob, subsecretario para la Pequeña y Mediana empresa de la SE, explicó que cada beneficiado podrá recibir hasta 100,000 dólares, por lo que como mínimo se apoyarán 10 ideas innovadoras. Sin embargo, el objetivo es que sean más, pues no todos los solicitantes alcanzarán o necesitan esa suma.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, detalló que dichos apoyos pueden ser solicitados por empresarios independientes o conjuntos de emprendedores con proyectos en común; una universidad que respalde los proyectos de sus alumnos u organizaciones e investigadores asociados en proyectos de innovación.

Y aunque no está limitado a ciertos sectores, por sus requisitos de contenido innovador, es factible que los recursos se destinen a proyectos de biotecnología y Tecnologías de la Información. Se trata de un apoyo a fondo perdido, de manera que los empresarios que reciban el apoyo no tendrán que regresar el dinero, sino justificar su uso , comentó el Subsecretario.

En entrevista, después de conferencia de prensa, dijo que los recursos ya están disponibles para ser solicitados en el portal web del proyecto de innovación para el desarrollo de USAID, organización que evaluará la competitividad de las ideas.

REINGENIERÍA PARA EL SECTOR

El titular de Economía afirmó que en breve se dará a conocer el programa de innovación del gobierno federal, mismo que tiene varios objetivos, entre los cuales se encuentran la implementación de una política de Estado de apoyo a los emprendedores y acciones para que los programas de fomento del gobierno federal sean conocidos y haya mayor acceso a ellos. Además, un programa de consolidación y crecimiento para las micro, pequeñas y medianas empresas, así como la construcción de un ecosistema emprendedor que incluya los sectores público, privado y académico.

[email protected]