La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) informó que, en los últimos años, a nivel global se ha reducido el mejoramiento de semillas realizado por el sector público y se ha fomentado la privatización de la producción de semillas en muchos países. En el caso de México, se dividen el mercado cinco grandes empresas.

Como parte de los resultados del Reporte sobre las condiciones de competencia en el sector agroalimentario , la Cofece reveló que el mercado de semillas en México tiene un valor de 1,850 millones de dólares; los maíces y sorgos híbridos representan 550 millones de dólares, mientras las hortalizas contabilizan 300 millones de dólares y el resto de las semillas (entre las que se encuentran forrajes, trigo y avena) representan 1,000 millones de dólares.

En tanto, la oferta de semillas se divide entre las grandes empresas globales: Bayer Crop Science, Dow AgroSciences, Monsanto, Pioneer Dupont y Syngenta, y las nacionales, que incluyen a diversos agentes económicos.

El órgano regulador indica que, según Monsanto, éste tiene 30% del mercado de semillas mexicano, y considera a Syngenta, Bayer y Dupont como sus principales competidores.

Se identificó que 12% de las empresas dedicadas a semillas en México son de capital extranjero, las cuales participan con 90% del mercado.

La oferta de semillas mejoradas es realizada principalmente por agentes privados, que en su mayoría se concentran en maíz y sorgo. Además, la disponibilidad de semillas mejoradas de maíz (53.3% del total de semillas mejoradas) se ubica en las regiones noroeste, centro-occidente, norte y centro-este, que en conjunto tienen 671 variedades de semillas mejoradas. Las semillas mejoradas de sorgo (19.4%) se ubican principalmente en las regiones noroeste, centro-norte y noreste , indica el documento.

Penetración nacional

En México, el uso de las semillas mejoradas se encuentra poco extendido entre los productores; 29% de las unidades producción emplea semilla mejorada, mientras 82% utiliza semilla criolla. Sin embargo, en términos de superficie, en 68% del área sembrada de cultivos cíclicos se usa semillas mejoradas.

Asimismo, la Cofece destaca que se debe garantizar una oferta competitiva de insumos para las actividades primarias del sector, incluyendo agroquímicos, semillas y maquinaria.

Los cultivos que más utilizan semillas mejoradas son el jitomate (96%) y el trigo en grano (94%), seguidos por la calabacita (89%), la papa y la cebada en grano (87% en ambos casos) y el elote (81 por ciento).

Las entidades federativas que utilizan semillas mejoradas en superficies que son mayores a 90% del área sembrada son: Sinaloa, Baja California Sur, Sonora, Colima, Tamaulipas, Jalisco y Aguascalientes.

[email protected]