El secretario de Turismo, Miguel Torruco, afirmó ayer 25 de agosto, en el lanzamiento de la nueva versión de la plataforma VisitMéxico, que en su administración se transformará la promoción turística con la mejor estrategia de digitalización para el sector y que se va a reposicionar al país como un referente mundial sin utilizar recursos públicos.

“El turismo no es fruto de la improvisación sino de la voluntad, talento y energía de muchas generaciones de mexicanos, por ello debe mantenerse el impulso y la dinámica con la que se originó, alejado de la división y de la discordia, del pesimismo y la desconfianza”, dijo el funcionario en una larga ceremonia de presentación física y virtual.

La novedosa herramienta digital está a cargo de la empresa Braintivity, presidida por Marcos Achar, ex CEO de Comex, y suma ya una inversión de 60 millones de pesos.  A la par que se hacía el esperado anuncio entre la comunidad turística, el sitio web presentó algunas fallas y hasta la noche de este martes el dominio punto com redireccionaba a uno punto mx en donde estaban deshabilitados, por ejemplo, los enlaces a dos de los grandes patrocinadores: Aeroméxico y Nivada. Y lo mismo pasaba con el link de Visit México University.

El fantasma de los hackeos previos a VisitMéxico se volvió a elevar ayer 25 de agosto, a pesar de que se anunció una alianza con Akamai, considerada como una “poderosa empresa de infraestructura tecnológica” que garantiza seguridad y velocidad de carga, con miles de servidores a su cuidado.

El Economista preguntó a una empresa que asesora en temas de comunicación a VisitMéxico sin tener respuesta.

Democratizar al turismo

Entre los múltiples oradores en el acto de presentación estuvo el presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV), Eduardo Paniagua, quien consideró como un acierto la intención de democratizar al turismo ofreciendo igual oportunidad para todos los participantes.

“Por primera vez tenemos piso parejo, las agencias de viajes son regularmente pequeñas empresas sin capacidad para competir con las grandes (físicas y virtuales).

Hoy VisitMéxico nos da esa posibilidad. Seremos nosotros de manera directa quienes tenemos la oportunidad de vender” agregó. Las mismas posibilidades, sin costo alguno, tendrán agencias de viaje de otras organizaciones, hoteles, restaurantes, guías o transportistas. Se trata de un sitio en constante actualización atendiendo las necesidades de las autoridades y empresarios.

Así, con luces y sombras, renació VisitMéxico.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx