En el corto plazo, México se convertirá en la plataforma logística y de manufactura automotriz para la región de Asia-Pacífico, puesto que el Acuerdo Estratégico de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés) permitirá realizar el ensamble y diseño de vehículos con insumos y partes asiáticas con preferencia arancelaria, y al cumplir la regla de origen de 45% se podrá exportar a Estados Unidos y Canadá, aseveró Arturo Rangel Bojorges, presidente de la Comisión de Comercio Exterior de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Destacó que aun cuando México importa la mayoría de insumos para componentes eléctricos, este sector podría ser uno de los grandes beneficiados del TPP, al proveer autopartes con diseño al mercado estadounidense.

Con el TPP se permitirá que traigamos no sólo insumos sino componentes automotrices de Asia, de países productores de lo electrónico como Malasia o Japón, y realizar no sólo ensamble sino diseño en México, además de que permitirá cumplir con la regla de origen (contenido regional de 45%) para llegar a EU y Canadá , destacó en entrevista.

Con el beneficio de la acumulación de origen, muchos insumos que proceden de Asia no podían ingresar al mercado estadounidense libres de arancel porque no cumplían con la regla de 60% del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero ahora con el TPP sí se permitirá, lo que llevará a cosechar más oportunidades .

Para el experto en materia automotriz que cabildeó para la industria mexicana, el TPP abre grandes oportunidades para sustituir importaciones. Sin embargo, México deberá trabajar en mejorar la competitividad, como una mejora regulatoria y flexibilizar políticas de comercio exterior.

Rangel Bojorges refirió que el efecto de la problemática de la eventual triangulación de insumos y productos chinos a través de naciones asiáticas que forman parte del TPP quedó mitigado con la aprobación de 45% de contenido regional, ya que 30% que había propuesto Japón sí podría haber causado efectos negativos para la industria local.

Sin embargo, la labor del gobierno federal dentro de la nueva regulación para el TPP deberá enfocarse en revisar la ley de comercio exterior para evitar posibles problemas de subvaluación, cuotas antidumping o la triangulación de productos a través de Malasia, Singapur o Vietnam.

No obstante, el representante de la Canacintra advirtió que las empresas de Tiers 2 y 3 (los proveedores de los proveedores automotrices) se verán afectadas si no se ponen las pilas en capacitación al personal e innovación.

[email protected]