A petición de parte, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) analiza el proceso de concentración del grupo gasolinero G500,uno de los más grandes del país, con el fin de determinar si la intención de dicha empresa de constituirse como una empresa integrada a lo largo de toda la cadena de combustibles pone en riesgo las condiciones de competencia en este mercado.

El análisis incluye la realización de interrogatorios a otras empresas del ramo que están ubicadas en todo el país; sin embargo, se enfrentan a un problema: la constitución de cada una de las gasolineras es diferente e involucran a más de una empresa en la operación de cada estación de servicio, de acuerdo con fuentes con conocimiento del análisis.

De esta manera, los interrogatorios que lleva a cabo el director general de Concentraciones de la Cofece, José Luis Ambriz Villalpa, no están dirigidos a las empresas involucradas directamente sino, en algunos casos, a prestadores de servicios o a quienes rentan los terrenos.

Empresarios del sector se quejaron de que la Cofece no tiene claridad sobre cuáles son los agentes económicos a quienes debe dirigir sus preguntas, lo que ha ocasionado roces entre las empresas y la autoridad, que ha impuesto multas a las firmas interrogadas por considerar que no presentan su información completa. Las multas, de acuerdo con las empresas consultadas, llegan a alcanzar los 350,000 pesos y terminarán siendo discutidas en tribunales, explicaron, porque en algunas ocasiones en cada Estación de Servicio hay por lo menos tres empresas diferentes involucradas, un esquema con el que se operó legalmente bajo la Franquicia Pemex, que además sigue vigente.

El interrogatorio de la Cofece consta de ocho preguntas, tres de las cuales son descripciones de las actividades de la empresa, (en resumen, pide una descripción del capital social de la empresa, de sus actividades y de sus planes de negocios) en algunos casos estos cuestionarios son dirigidos a la compañía que es dueña del terreno o que se hace cargo del transporte y no de la empresa que tiene la Franquicia Pemex.

Al no obtener las respuestas que busca, impone una multa , se queja uno de los afectados. De las otras cinco preguntas del interrogatorio dos son peticiones de copias simples, una es de la escritura de la empresa a la que interroga, pero la es sobre los estudios de mercado que han hecho.

7. Copia simple de todos los documentos elaborados por o para su representada correspondientes a estudios o investigaciones de mercado, estadísticos, econométricos o encuestas sobre la producción, importación, distribución, almacenamiento y/o comercialización de combustibles (gasolinas y diésel) (sic) en México , señala la pregunta siete. El caso es que la mayoría de las empresas no ha hecho este tipo de estudios o depende de las decisiones de Pemex. De acuerdo con los datos disponibles, de las cerca de 12,000 estaciones de servicio que hay, la cantidad de dueños de las mismas puede ser de 6,000 personas físicas o morales.

Reacomodo de mercado

G500 surgió como grupo gasolinero a partir de la reforma energética de 2013-2014, que preveía la apertura del mercado de combustibles. El grupo ha crecido paulatinamente como una alianza de gasolineras que se han unido para hacer economías de escala y eventualmente importar combustible directamente. En octubre del 2015 anunciaron un fondo de 1,600 millones de dólares para invertir en la expansión de su red de estaciones de servicio, que a finales de ese año rondaba las 1,000 gasolineras.

En enero de este año, la presidenta de la Cofece, Alejandra Palacios, declaró que era pertinente que las empresas gasolineras que estaban en proceso de concentración notificaran sus transacciones a la Cofece aunque no estuvieran obligadas legalmente, para así evitar tener problemas en caso de que las concentraciones pudieran tener efectos anticompetitivos.

Diputados aprueban reforma en órganos autónomos

IFT y Cofece, con Contraloría General

La Cámara de Diputados aprobará una reforma para cambiar la denominación de Contraloría Interna a Contraloría General, y para que ese recinto legislativo tenga la facultad de nombrar a los contralores de los órganos autónomos, como el INE, la Comisión Federal de Competencia (Cofece), el INEE, el IFT y la CNDH.

Aunque originalmente estaba prevista la discusión y aprobación de esta reforma este jueves, el pleno pospuso para el próximo martes el procedimiento.

Se trata de diversas reformas a leyes de los institutos autónomos para cambiar la denominación de Contraloría Interna a Contraloría General, y establecer los procedimientos para el nombramiento de los mismos por parte de la Cámara de Diputados. Los contralores generales serán en el INE, Inegi, INEE, IFT, CNDH, Cofece, del Senado de la República y la propia Cámara de Diputados. Cabe destacar que esos organismos tienen como característica su actuar independiente en las decisiones y estructura orgánica.

La reforma plantea la unificación de la denominación de Contraloría General en todos esos organismos, para diferenciarlos de las Contralorías Internas en la Administración Pública Federal, que a su vez dependen de la Secretaría de la Función Pública.

Para el nombramiento o remoción de sus titulares, se mantienen el método de convocatoria y los requisitos legales.

Se reforma el artículo 34 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos para establecer que es facultad de la Cámara de Diputados expedir la convocatoria a propuesta de la Junta de Coordinación Política para la designación de los titulares de las Contralorías Generales de los Órganos a los que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos les reconoce autonomía y que ejerzan recursos federales , se estableció. (Jorge Monroy)

luis.carriles@eleconomista.mx