Para Cinépolis, los retos de su llegada a Medio Oriente van más allá de la competencia y se relacionan con la logística y el contenido, debido a que en dicha región los cines estuvieron prohibidos por casi 40 años.

“Hay una gran demanda potencial por parte del público, porque lleva muchos años sin ver cine, la oferta a nivel de contenido y nivel de logística de la sala es un poco diferente a lo que estamos acostumbrados, porque las películas deberán tener una temática para toda la familia, y en logística hay condicionantes a las que no estamos acostumbrados (no reveló cuáles serían)”, compartió a El Economista Ángel Villanueva, director de Marketing de Cinépolis.

A finales de abril, la cadena de cines confirmó su llegada al Medio Oriente, un plan que tenían desde el 2016, de la mano de un joint venture con Grupo Al Hokair, —líder en la industria de la hospitalidad y entretenimiento en Arabia Saudita, que cuenta con alianzas con empresas como Hoteles Marriot, Sky Zone, entre otras—, y el Grupo Al Tayer —uno de los principales minoristas de lujo y estilo de vida en Medio Oriente, operadores de marcas como Serendipity, Magnolia Bakery, GAP, entre otras—.

La llegada al Medio Oriente contempla Arabia Saudita, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos y Omán, para sumar presencia en 17 países en el siguiente lustro.

La primera ubicación dentro de estos países se inaugurará a principios del 2019. “Cada país es diferente y tiene sus propios retos; hemos visto que la innovación tiene que ser potente, ahora mismo estamos viendo el modelo que mejor pueda funcionar para la fase de apertura, y ahí normalmente intentamos entrar con la oferta básica, pero sí que tenemos presente toda la oferta (refiriéndose a las salas junior, 3D y 4D)”, dijo Villanueva, entrevistado en la pasada entrega de reconocimientos de la revista Fortune.

Afirmó que tanto en México como en otras latitudes, el reto de Cinépolis es que la gente siga queriendo pasar lo más valioso que tiene, que es el tiempo libre, en sus salas, ya que ahora hay cada vez más opciones de entretenimiento que requieren menos esfuerzo físico —refiriéndose al streaming—, por lo que su apuesta está en conseguir que la experiencia sea lo suficientemente potente, en lo que también influye la cartera de dulcería y alimentos, como son las palomitas de sabores.

Cinépolis es la cuarta cadena de exhibición nivel mundial, la segunda en venta de boletos, así como la primera en asistentes promedio por sala en el mundo, opera más de 657 complejos con 5,371 salas digitales, donde en el 2017 asistieron 338.4 millones de espectadores.

[email protected]