Las exportaciones de mercancías sólo crecieron en China durante agosto (9.5%), entre todas las grandes economías a nivel global, informó la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En general, el comercio de productos siguió disminuyendo en la mayoría de las regiones en agosto de 2020.

China experimentó el único aumento de mercancías, mientras varios mercados mundiales se han reabierto y han demandado productos chinos, incluidos equipos de protección personal relacionados con virus.

En contraste, las importaciones de mercancías cayeron en todos los ámbitos en el mundo, como consecuencia sobre todo de las afectaciones por la pandemia.

En agosto, a tasas interanuales, las ventas externas de Estados Unidos disminuyeron 15%, al igual que las de Japón, mientras que las de la Unión Europea bajaron 9% y las de Reino Unido y de Corea del Sur retrocedieron 10 por ciento. Por su parte, la de México decrecieron 8 por ciento.

Un reporte de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) destacó que China ha reimpulsado su economía mucho antes de lo esperado inicialmente, en parte por su notable recuperación comercial.

Las ventas externas de China al mundo totalizaron 235,260 millones de dólares en agosto, un aumento de 9.5% interanual. A su vez, sus compras externas fueron por 176,330 millones de dólares, una baja de 2.1%, anual.

Las exportaciones chinas, tras caer en los primeros meses de la pandemia, se estabilizaron en el segundo trimestre de 2020 y repuntaron con fuerza en el tercer trimestre, con tasas de crecimiento interanual de casi 10 por ciento.

De seguir la tendencia actual, China podría lograr aumentar sus exportaciones de productos por cuarto año seguido. De enero a agosto de 2020, sumaron 1 billón 571,640 millones de dólares, una caída de 2.3% interanual.

En todo el planeta, China ha sido la economía que más se ha destacado por su dinamismo comercial. Sus exportaciones crecieron 108% en forma acumulada de 2009 a 2019, mientras que en el mismo periodo las ventas foráneas del resto del mundo aumentaron 45%, según datos de la OMC.

Consecuentemente, la partición de China e las exportaciones mundial pasó de 9.7% en 2009 a 13.4% en 2019.

En general, indicó la UNCTAD, el nivel de las exportaciones chinas en los primeros nueve meses de 2020 fue comparable al de 2019 durante el mismo período.

La demanda china de bienes y servicios se ha recuperado de la caída del segundo trimestre. A diferencia de otras economías importantes, sus importaciones se estabilizaron en julio y agosto y luego crecieron un sustancial 13% en septiembre. En julio, la caída del comercio fue significativa en la mayoría de las regiones, excepto en Asia oriental. Pero la caída más pronunciada se sintió en las regiones de Asia occidental y meridional, donde las importaciones cayeron 23% y las exportaciones 29 por ciento. Sin embargo, las cifras de julio fueron una mejora con respecto a la caída de 35% de las importaciones y de 41% de las exportaciones registradas en el segundo trimestre.

roberto.morales@eleconomista.mx