La edad promedio de la flota aérea comercial en los últimos cinco años bajó de 16 a 10 años, por la necesidad que tienen las aerolíneas de hacer más eficientes sus costos de operación y brindar mejores servicios a sus clientes, consideró el presidente del Colegio de Ingenieros Mexicanos en Aeronáutica (CIMA), José Pedro Sánchez.

Es interesante que empresas como Aeroméxico anuncien que comprarán equipos de nueva tecnología, a pesar de que no existe un reglamento que las obligue a renovar sus equipos cada cierto tiempo. En los 90, el promedio de antigüedad era mayor a 25 años, aunque la seguridad de los vuelos nunca se ha puesto en riesgo porque hay supervisiones periódicas , agregó el experto en aeronáutica.

La intención de compra de 100 aeronaves Boeing que realizó este miércoles Grupo Aeroméxico superó al anuncio hecho por Volaris el pasado 12 de enero, cuando firmó un contrato de compraventa de 44 aviones el más grande realizado por una aerolínea mexicana .

Un año antes, Interjet también hizo pública una inversión de 650 millones de dólares para adquirir 15 aeronaves rusas.

Sánchez, exfuncionario de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), aseguró que la renovación de flota es algo que está ocurriendo a nivel mundial y, en el caso de México, responde además al crecimiento de pasajeros que se ha estimado para los próximos 15 años.

FINANZAS SANAS PARA CRECER

Para el director de Aeroméxico, Andrés Conesa, en la aviación existen dos tipos de líneas aéreas: las que tienen un balance financiero sólido y pueden hacer fuertes inversiones para lograr buenos márgenes de utilidad y las que, por una posición débil, tienen que arrendar equipos caros que ponen en riesgo su situación.

Con base en cifras de la DGAC, al cierre del año pasado, en el segmento de transporte de pasajeros, Volaris, con 34 aviones, registró la flota más joven en el país, 3.7 años, y VivaAerobus, con 17 aeronaves, la más antigua, 22.2 años.

Quizá el mayor problema que enfrentan las aerolíneas que tienen flotas de mayor edad es que hay componentes que ya no se producen en grandes cantidades, situación que genera que su mantenimiento se retrase y los aviones permanezcan más tiempo sin volar , agregó el Presidente del CIMA.

[email protected]