La Comisión Reguladora de Energía (CRE) pretende impedir que los productores de energía en el régimen legado de autoabasto y cogeneración vendan directamente a nuevos clientes, mediante la prohibición de añadir socios a los proyectos, con lo que ahora los consumidores deberán buscar el abasto en el mercado o a través del suministro básico de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Los esquemas de autoabasto y cogeneración de energía fueron legados del régimen anterior a la reforma energética del 2013-2014, en que las empresas de generación de energía construían sus plantas para vender la energía a clientes registrados como socios de los proyectos.

A partir de la reforma energética, los generadores de energía deben obtener permisos de generación y celebrar contratos bilaterales regulados con sus clientes, buscar el abasto mediante un suministrador, o vender su energía al mercado, y sólo quedaron vigentes los permisos que todavía tenían operaciones.

Sin embargo, el regulador publicó en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) un acuerdo para modificar las disposiciones administrativas de carácter general que establecen los términos para solicitar la autorización para la modificación o transferencia de permisos de generación en los permisos de autoabastecimiento o cogeneración.

En la nueva regulación se establece que los centros de carga que no estén registrados como usuarios calificados o que sean nuevos centros de carga, así como aquellos con contratos cuya vigencia expiró y deseen cambiarse al régimen anterior, no podrán ser incluidos como socios o beneficiarios de energía eléctrica de autoabasto o cogeneración y deberán volver al suministro básico de la CFE.

El presidente de la Concamin, Francisco Cervantes, advirtió que la pretensión de la CRE representa la segunda intención de modificar leyes y normas en el sector eléctrico en contra de la Iniciativa Privada, lo cual atenta contra la competitividad de la industria nacional.

Más tarde, la Conamer dio a conocer que negó a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) la posibilidad de realizar cambios inmediatos al régimen de autoabasto eléctrico.

Ante ello, el regulador refiere que las modificaciones al sector eléctrico deberán pasar por un análisis y consulta pública, porque generan costos y más regulaciones a los particulares.

Como parte del expediente de las modificaciones, la Conamer, a través de su director de MIR, Gilberto Lepe Saenz, informó la improcedencia a la solicitud de exención del Análisis de Impacto Regulatorio (AIR).

 [email protected]