El Gobierno de Brasil está estudiando si el acuerdo actual entre los fabricantes de aviones Embraer y Boeing se encuentra en su “forma ideal” o si habrá que presentar sugerencias, dijo el lunes el asesor de seguridad nacional, Augusto Heleno.

Embraer acordó en diciembre los términos de una propuesta para vender 80% de su negocio de aviación comercial a Boeing por 4,200 millones de dólares. El acuerdo requiere la venia del gobierno brasileño para seguir adelante.

Heleno explicó a periodistas en una conferencia de prensa que el gobierno “no está pensando en interrumpir las negociaciones” y que las autoridades quieren un acuerdo que sea “el mejor posible para el país”.

El presidente Jair Bolsonaro manifestó el viernes su preocupación sobre una provisión en el acuerdo que permitiría a Boeing terminar con 100% del negocio de aviación comercial, extinguiendo la participación de Embraer.

Bolsonaro describió al fabricante brasileño de aeronaves, que es una empresa privada, como parte del patrimonio nacional y expuso que no quería verlo “pasar al otro lado”, en una referencia a una propiedad total por parte de Boeing.

Antes de ganar la presidencia, Bolsonaro y sus asesores hablaron favorablemente del acuerdo entre Boeing y Embraer, pero sin referirse a detalles específicos.

Por otra parte, el 20 de diciembre, un juez en Brasil suspendió por segunda vez en un mes el acuerdo entre los fabricantes de aviones, esto tres días después que las empresas acordaran las condiciones. Un tribunal superior anuló una decisión similar 10 días antes.

Sinergias anuales

La expectativa es que la asociación sólo tenga efectos en el beneficio por acción de Boeing en el 2020 y que el negocio genere sinergias anuales de 150 millones de dólares antes de impuestos hasta el tercer año de operación.

Una vez concluida la transacción, la nueva empresa estará liderada por un equipo de ejecutivos con sede en Brasil, incluyendo a un presidente y a un director ejecutivo. Boeing tendrá el control operacional y de gestión de la nueva empresa, que responderá directamente a Dennis Muilenburg, presidente y CEO de Boeing.

Por su parte, Embraer, líder mundial en el segmento de aeronaves para vuelos regionales, tendrá poder de decisión para algunos temas estratégicos, como la transferencia de las operaciones de Brasil.

El acuerdo

El fabricante brasileño de aviones Embraer informó a mediados de diciembre haber aprobado junto a la compañía estadounidense Boeing los términos del acuerdo estratégico anunciados en julio del año pasado, que crearían una nueva empresa en el segmento de aviación comercial con un valor de 5,250 millones de dólares.

Los términos aprobados definen el acuerdo que dará vida a una tercera empresa de aviación con una participación de 80% de Boeing y 20% de Embraer.

Ahora sólo falta la aprobación del gobierno brasileño para la suscripción del convenio, que posteriormente será sometido a la aprobación de los accionistas y de las autoridades reguladoras. (Con información de Expansión/España)