Por segundo día consecutivo, Aviacsa no pudo reiniciar operaciones y esta mañana los pasajeros de su vuelo hacia Villahermosa, Tabasco, debieron viajar por Interjet desde el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM).

La víspera, la aerolínea tampoco pudo cumplir el servicio que marcaría su reinicio de operaciones y los viajeros del primer vuelo México-Monterrey se trasladaron en una aeronave de Interjet.

El director general de Aviacsa, Andrés Fabre, comentó a Notimex que la compañía ha mantenido una política de protección a sus pasajeros, a fin de garantizarles el viaje a través de otras aerolíneas.

Respecto al adeudo por 22 millones de pesos al AICM y que de acuerdo con las autoridades del sector, Aviacsa debía pagar la víspera al menos 50% y el resto a finales de semana, Andrés Fabre reiteró que la transferencia de los 11 millones de pesos ya se realizó.

"El depósito son líneas de crédito que vienen del extranjero y se mueven a través de varios bancos y son procesos administrativos; fueron los que nos atoraron", afirmó el directivo, quien confió en que el AICM reciba los recursos en el transcurso de este día.

Además de vuelo 311 de esta mañana hacia Villahermosa, la aerolínea tiene programado los vuelos 250 a Monterrey a las 13:45 horas y el 313 también a la capital de Tabasco a las 17:00 horas.

GARANTIZA TRASLADOS

La aerolínea r efrendó su política de protección de pasajeros, a fin de garantizarles el traslado a través de otras aerolíneas, como Interjet.

El lunes, la aerolínea se vio imposibilitada para concretar el primer servicio con que reiniciaría operaciones y los pasajeros del vuelo 25050 México-Monterrey salieron en una aeronave de Interjet, al igual que los viajeros del vuelo 311 de esta mañana, con destino a Villahermosa.

RDS