A unos días de que termine el plazo de los cupos de importación en materia automotriz entre México y Brasil, el embajador del país sudamericano en territorio mexicano, Mauricio Carvalho Lyrio, dijo que la apertura total está “anclada” a la renovación de la regla de origen de los vehículos, que pretende incrementarse; aunque “Brasil quiere un acuerdo de libre comercio amplio” como se venía trabajando, acotó.

El embajador brasileño en México dijo que su país está listo para un acuerdo amplio con México, que integre a diversos sectores como el agrícola, “queremos un acuerdo amplio, cercano a un Tratado de libre Comercio (TLC); naturalmente tenemos todo el interés de ampliar el ACE (Acuerdo de Complementación Económica) número 53”, confirmó a El Economista.

En entrevista posterior al reconocimiento de la denominación de origen para el tequila mexicano y la cachaza brasileña, el diplomático aseguró que existe un amplio potencial de aumentar el comercio con los mexicanos, en el que el sector agrícola es prioritario, resaltó.

¿Existe el compromiso de Brasil para el libre comercio en el sector automotriz?, se le cuestionó.

“Para haber libre comercio tenemos que arreglar unos temas técnicos como la regla de origen. Estamos viendo.

“Hay que leer los protocolos y ésos prevén esas negociaciones, es algo que ya está en el acuerdo (entre México y Brasil, desde los gobiernos anteriores con Enrique Peña y Dilma Rousseff).

“Hay confianza de continuar en las negociaciones para ampliar las preferencias arancelarias vigentes”, expresó antes en presencia de la secretaria de Economía, Graciela Márquez.

A decir del presidente de la Cámara México-Brasil (Camebra), Miguel Ruiz Luna, es posible que se mantengan los cupos de importación automotriz, a la par de que se vayan abriendo nuevos sectores.

Los cupos establecidos entre México y Brasil para su venta mutua de vehículos terminarán su plazo el próximo 18 de marzo, para regresar a la liberalización del comercio automotriz al día siguiente.

No obstante, Carvalho Lyrio insistió en recurrir a los protocolos en materia automotriz.

Arturo Rangel, vicepresidente de Comercio Exterior de la Canacintra, mencionó que el inicio de las administraciones de los presidentes de Brasil y México representa una nueva oportunidad de sentarse para elaborar una regla de origen automotriz razonable, la cual no parta del origen de los insumos de las partes automotrices, en donde ninguno de los dos países cumple; además de que el nivel de tecnología ha incrementado, lo que conlleva a evolucionar en productos electrónicos y eléctricos.

Expresó: Existe la esperanza de que después de su viaje a Brasil, la subsecretaria de Comercio Exterior de la SE, Luz María de la Mora, se pueda avanzar en una agenda de libre comercio, que elimine cupos de exportación automotrices. Me gustaría que se viera como un todo (la relación con Brasil), no sólo automotriz o agro, que se ven como temas aislados.

Se prevé mantener los cupos automotrices vigentes, dejarlos igual por la inmediatez. Aunque reconoció que al pasar al libre comercio automotriz, se mandaría un mensaje de buena voluntad para continuar con el ACE 53.

El presidente de la Camebra mencionó que Brasil quiere los cupos de pollo, pero se busca sobre todo abrir a varios sectores.

“Terminan los cupos de exportación en marzo, pero no es una garantía de que renueva, puede cancelar Brasil, pero no es garantía, todo es negociación en este momento, en donde hay oportunidad en este momento para nuevos sectores, como aeroespacial, químico, embalaje, otros industriales”, destacó Ruiz Luna.

Adelantó que se promueve el sector aeroespacial que tiene grandes oportunidades como la adquisición de Boeing de Embraer, “llevamos una misión comercial del clúster de Querétaro para hacer negociaciones con el clúster de São Paulo, Brasil”.

Además, está el sector cosmético y el petroquímico.

“Se ve como alternativa el tratar de ampliar la parte automotriz justamente al ampliar esos sectores, pero Brasil hace sus evaluaciones y tienen intereses en sector agronegocios, como pollo, arroz, madera, carne bovina. Hay buenas oportunidades, pero es preliminar”.

[email protected]