En el segundo trimestre de este año, el 15.6% de la Población Ocupada percibió el salario mínimo de 73.04 pesos (2,200 pesos mensuales), casi dos puntos porcentuales más respecto al 13.7% que representó en mismo periodo del 2015, convirtiéndose en su nivel y salto más alto al menos en la última década.

El número de trabajadores bajo esta condición pasó de 6 millones 887,000 en el segundo trimestre del 2015 a 8 millones 17,000 personas en mismo periodo de este año, un crecimiento del 16.4%, revelaron datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Cabe recordar que la Población Ocupada totaliza a 51 millones 433,590 personas.

Lo anterior refleja un deterioro en el ingreso de la fuerza laboral, pues los rangos que contabilizan las percepciones salariales más altas retrocedieron con respecto a lo alcanzado el año pasado, en donde la caída más significativa (9.2%) se presentó en aquellos que ganan más de 3 y hasta 5 salarios mínimos.

Tal escenario implica que si bien se han generado empleos, las remuneraciones de los mismos no son las mas elevadas, ya que la mayor concentración de la población ocupada se ubica en el rango salarial que va de más de uno y hasta dos salarios mi?nimos, es decir alrededor de 14 millones de personas, en tanto que los que ganan más de cinco salarios mi?nimos representan la minoría del mercado laboral de nuestro pai?s con casi 3 millones de trabajadores , comentó María Fonseca, directora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey.

Cabe recordar que el gobierno federal impulsa la propuesta para incrementar el salario mínimo a nivel nacional a través de la Unidad de Medida de Actualización (UMA), misma que aún se encuentra en análisis en la Comisión Nacional de Salarios Mínimos.

De acuerdo con José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), la precariedad de los empleos en México se ha intensificado por la debilidad en el crecimiento de la economía de alrededor de 2% anual en las tres últimas décadas en donde los salarios son limitados.

Cobija subocupación

De acuerdo con analistas, las bajas remuneraciones que hay en el país, y en su caso la ausencia de prestaciones laborales, ocasiona que los trabajadores tiendan a buscar una fuente de trabajo adicional y aunque ésta disminuyó, la proporción sigue siendo elevada.

El Inegi reportó que las personas que más padecen de dicha condición son aquellas cuyo nivel de educación es la secundaria completa, con 1 millón 452,000 individuos.

[email protected]