Durante el primer semestre del año, la producción de vehículos ligeros en México tuvo un avance marginal de 0.7%, pero ello fue suficiente para que se ubicara en un nivel récord, con un total de 1 millón 956,210 vehículos, reportó el presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís.

Las 10 marcas fabricantes de autos en México aumentaron en su conjunto su producción entre el periodo enero a junio del presente año, con respecto al 2017, a pesar de enfrentar la incertidumbre por el posible arancel de 25% que aplicaría Estados Unidos a la importación de vehículos mexicanos.

Al presentar el reporte automotor a junio del 2018, el representante del sector automotor detalló que las plantas instaladas en el país fabricaron 12,871 automóviles adicionales a 1 millón 943,339 que se reportaron durante los primeros seis meses del año pasado.

La gigante de Detroit, General Motors, es el mayor fabricante de vehículos en México, al lograr un armado de 424,354 unidades, que representa incremento de 14.1% con respecto al primer semestre del año previo. Nissan que era la líder productora en el país, disminuyó 18.4% su ensamble durante el primer semestre, al pasar de fabricar 448,350 unidades a 365,654; en tanto que Volkswagen cayó 19%, de 239,062 a 193,725 vehículos. Ford, por su parte, suma más de un año con menor producción en México, debido a que trasladó producción a Estados Unidos y China. La coreana KIA es la marca que mayor crecimiento obtuvo durante el primer semestre del año, con un salto de 46.6%, al alcanzar 135,185 vehículos producidos, contra las 92,213 unidades del mismo periodo del 2017. En tanto, Toyota, Audi, Mazda y FCA crecieron su ensamble a doble dígito.

Durante junio, la fabricación de automóviles presentó un incremento de 0.8%, con un total de 349,153 unidades, cantidad superior en 2,631 vehículos a los 346,522 que se registraron en el sexto mes del año anterior.

Solís informó que, por tercer mes consecutivo, no se cuentan con las cifras completas en materia de exportación, debido a la falta de información de Nissan Mexicana. Descontando los datos y de acuerdo con estimaciones de AMIA, México exportó 10.5% más durante el primer semestre del año, alcanzando 1 millón 450,194 unidades. En junio, las exportaciones crecieron 8.1% con 260,966 unidades, sin considerar a Nissan.

“Seguimos en pláticas formales con instituciones que puedan tomar la responsabilidad (de realizar el cómputo de producción y exportación automotriz). Se sigue conversando con el Banco de México, el Insituto Nacional de Estadística y Geografía y la Secretaría de Economía”.

[email protected]